Redacción Vanguardia
En medio de una crisis comercial, Honda, que ha registrado un brutal derrumbe en sus ventas y donde las más afectadas han sido los países asiáticos incluyendo su propio país, Japón, presentó recientemente la nueva gama motriz de su Honda Fit 2008 subcompacto, que servirá como una "bocanada de oxígeno" para la compañía.
"Pequeño es grande", fue la frase con la que el vicepresidente corporativo de Honda de América, se refirió al nuevo Honda Fit como la última primicia de su compañía en el segmento hatchback.

Para su introducción al mercado, el nuevo Fit que también es conocido como "Honda Jazz" en Europa, constará de dos atractivos motores, más económicos y menos contaminantes: i-VTEC 1.5 litros y otro más de 1.3 L de desplazamiento con tecnología i-VTEC, capaz de conseguir una potencia superior a los 100 hp.

Su caja de transmisión es Continuamente Variable (CVT) mientras que ocupa un chasis modificado con estructuras aún más flexibles que sus antecesores.

En cuanto al diseño, su renovación ha sido dirigida a elementos secundarios de su carrocería, lo que lo hace notar ligeramente más robusto en dimensiones.

Introducido al mercado desde el 2001 y manufacturado en 6 plantas del conglomerado nipón, la nueva generación del Honda Fit comenzó activamente sus ventas en Japón y con base en el protocolo de distribución de la compañía, posterior a la comercialización de esta unidad en el continente asiático, se programará su distribución en América, incluyendo México, en donde actualmente se comercia la generación previa de este vehículo.

Por cierto, luego de su presentación en el Auto Show de Tokio, el cual concluyó el 11 de noviembre, cosecha ya aplausos y buenas esperanzas para dar satisfacciones a Honda.