Al menos 260 niños de entre cuatro y seis años están hospitalizados en la provincia de Gansu (noroeste de China) tras una aparente intoxicación alimenticia en el comedor de su guardería, informó hoy la agencia estatal, Xinhua.
Pekín, China.- El suceso ocurrió ayer, miércoles, en la guardería de Shiyan, en la ciudad de Wuwei, cuando los niños comenzaron a vomitar y a tener fiebre y dolor de estómago, explicaron a la agencia fuentes del gobierno local.

De los ingresados, 244 están respondiendo al tratamiento mientras que otros 16 siguen con fiebre, añadió la fuente.

Los responsables de la guardería han declinado hacer comentarios, aunque un profesor aseguró que los niños habían tomado gachas de cereales con bollos antes de empezar a ponerse enfermos.

Las autoridades sanitarias creen que la intoxicación pudo deberse a una inadecuada esterilización y están analizando muestras de los vómitos y los excrementos de los menores.

La policía también está participando en la investigación del suceso, añadió Xinhua.

Los envenenamientos alimenticios en comedores escolares, cantinas de fábricas, y restaurantes son frecuentes en China debido a las malas condiciones higiénicas, al poco cuidado en la selección de los alimentos, y al gusto chino por comer alimentos poco cocinados.