Claudia Olinda Morán
Doctores de cuatro especialidades médicas del Hospital Universitario se propusieron salvarle la vida a una mujer de 37 años y único sostén de sus hijas, al practicar por primera vez una cirugía de reemplazo valvular.
Ayer, a una semana de haber sido sometida a la cirugía y de pie junto a la puerta de la habitación 309 del HU, Laura Estela Padilla Tabitas pidió que la fotografiaran con los médicos que la atendieron y a quienes agradeció su intervención.

Luego de recuperarse completamente, lo primero que
hará, dijo, será volver a trabajar para hacerse cargo de la manutención de sus dos hijas de 12 y 17 años, por quienes, dice, se aferró a la vida aun cuando la enfermedad le impedía hacer esfuerzos, e incluso tuvo que dejar de trabajar en la fábrica en la que laboraba.

El director del Hospital Universitario de Saltillo, Héctor Mario Zapata de la Garza, señaló que ésta es la primera cirugía de reemplazo valvular mitral que se realiza en el HU en los 57 años que tiene de servicio, por lo que el éxito de esta cirugía representa un avance en cuanto a atención hospitalaria.

Los doctores José Antonio del Campo, médico cirujano del Hospital Universitario de Monterrey, y Leonel Olivas Salazar, jefe del Departamento de Hemodinamia del HU, explicaron la operación:

"Se reemplazó una válvula que estaba dañada en el corazón de la paciente. Se le sometió a una apertura de tórax, detuvimos su corazón y se mantuvo conectada a una máquina artificial", dijeron.

Antes de la intervención, Laura Estela Padilla padeció de constantes infecciones en la garganta que al ser mal atendidas terminaron por dañar órganos como el corazón, en este caso la válvula mitral se debilitó a grado tal de poner en riesgo la vida de la paciente.