Universal
Houston.- El sueño no se le va a Hugo Sánchez, luego de que una vez más, México se quedó en el intento de ganarle a Estados Unidos en su propia tierra, algo que no sucede desde 1999.
"Me preocuparía si nos ganan en México... hay que reconocer que están mejorando, pero todavía ellos no nos pueden ganar allá", comentó el estratega, como siempre con voz calmada y analítica.

Entonces vino una declaración con algo de doble intención, quizá. Una que llegará claramente a los oídos de Justino Compeán, titular de la Federación Mexicana de Futbol, quien estaba presente en la sala de conferencias de los Texans.

"No me gustó que no hayamos podido romper esa racha de no ganar en Estados Unidos, ojalá que después ya podamos jugar en México alguna vez", agregó Sánchez.

El hecho de que la noche del miércoles, el Reliant Stadium haya estado plagado de mexicanos, como es usual en los partidos del Tricolor en esta zona, no representa mucha ventaja para el técnico nacional.

"Sé que hay muchos mexicanos acá y les agradecemos mucho su presencia, pero Houston es una ciudad estadounidense, y ellos acá han sacado los mejores resultados a últimas fechas", expuso con frialdad el seleccionador.

Se preguntó a Hugo respecto del rendimiento de los jóvenes que alinearon ayer, como Carlos Vela y Giovanni dos Santos, y de nuevo los comentarios fueron positivos para los delanteros del Osasuna de Pamplona y el Barcelona, respectivamente.

"Estoy contento porque las nuevas generaciones están a un nivel competitivo, me gustó la personalidad y el carácter con el que afrontaron el compromiso".

No obstante, el mayor problema que el Pentapichichi percibió en el Reliant Stadium tiene más que ver con metros y kilos.

"Yo creo que vamos por buen camino. Necesitamos mejorar y eso significa tener mayor efectividad (en ataque), además de buscar recursos para que cuando enfrentemos a equipos con una altura similar a la de los jugadores de basquetbol, podamos contrarrestar esa fuerza. De esta forma son los estadounidenses", indicó.