Ella Grajeda y Fernando Martínez / El Universal
Cd. de México.- El Gobierno del Distrito Federal (GDF) identificó a varias de las personas que irrumpieron en la Catedral Metropolitana el domingo, entre ellos a quien encabezó al grupo de 150 personas que provocaron destrozos en el recinto.
Fuentes de la Secretaría de Gobierno local indicaron que se trata de Juan Carlos Escandón, quien ha sido activista en el gobierno legítimo de Andrés Manuel López Obrador y miembro de la resistencia civil pacífica.

Del grupo identificado por las imágenes captadas ese día, las autoridades locales determinaron que son personas sin antecedentes penales.

Escandón ha estado relacionado en distintas actividades de protesta con el vocero del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Gerardo Fernández Noroña, que en otros momentos ha ingresado a la Catedral.

Una de las personas que aparece en las imágenes de ese día -pero que no es mencionada por las autoridades- es Alfonso Morales, quien también ha sido activista de la causa de López Obrador.

En entrevista, Morales negó ser un provocador, y dijo que trabaja como periodista independiente y sólo entró siguiendo al grupo para saber qué pasaba.

La información del GDF sobre la identidad de los presuntos participantes en los hechos será entregada al Ministerio Público, cuando la Arquidiócesis Primada de México presente la denuncia penal correspondiente, dijo José Angel Avila Pérez, secretario de Gobierno local. La Arquidiócesis informó que este martes interpondrá las denuncias.

El secretario de Gobierno José Angel Avila Pérez rechazó que las personas identificadas hayan participado en la irrupción violenta, pues dijo que sólo entraron con el contingente al templo y que quienes hicieron destrozos no han sido identificados.

En tanto, la Catedral permanecerá cerrada mientras continúen las mesas de diálogo entre los representantes de la Arquidiócesis y la policía capitalina para definir el operativo de seguridad en el recinto.

"Continuará cerrada hasta que no tengamos el compromiso público y por escrito de parte del Gobierno de la ciudad", expresó Armando Martínez Gómez, representante legal y presidente del Colegio de Abogados Católicos de México, quien manifestó que la seguridad quedaría a cargo de dos patrullas de la Policía Bancaria Industrial que estarán apostadas en la entrada del templo.

La policía capitalina puso desde este lunes vigilancia permanente en el interior de la Catedral y en sus inmediaciones para reforzar la seguridad en la zona, del acervo histórico religioso del recinto y que son bienes de la nación.

El Director General de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF (SSP-DF), José Luis Guerrero Mendoza, estará a cargo de acordar con las autoridades eclesiásticas las medidas de seguridad.

La medida se tomó a solicitud de la Arquidiócesis, luego que el domingo un grupo simpatizantes de López Obrador ingresó violentamente en la Catedral causando destrozos y agrediendo a feligreses, bajo el argumento de que se tañeron las campanas durante el discurso de la senadora Rosario Ibarra de Piedra como una provocación.

Martínez Gómez señaló que algunos de los involucrados son militantes del PRD plenamente identificados.
Comentó que este martes, en una reunión en la SSP-DF, las autoridades entregarán unos videos en los que se puede identificar a quienes participaron en los hechos.

Por la mañana, Marcelo Ebrard, jefe del GDF, informó dijo que su gobierno garantizará la seguridad y la libertad de culto, por lo que habrá un operativo permanente con la presencia del número de elementos que la jerarquía católica considere necesario.

Fuentes del gobierno indicaron que se apoyará la vigilancia con videocámaras.
-No soy provocador

Alfonso Morales, cuya imagen fue captada por fotógrafos durante los hechos del pasado domingo, aseguró en entrevista que no formaba parte del grupo que irrumpió violentamente, sino que trabaja como periodista independiente para un portal de internet. "Trabajo por mi cuenta, no soy ningún provocador", dijo.

Morales fue empleado de EL UNIVERSAL, y en su momento apoyó la candidatura presidencial de López Obrador.
 
"Cuando me toman la foto estaba saltando el barandal de madera, pero ya estaba tirado. Ya habían pasado 10 ó 15 personas y habían corrido hasta el altar principal donde los feligreses habían puesto bancas atravesadas para que nadie pasara.

"De ahí, un señor le gritaba a dos gorditos peloncitos con barba de candado, con playera amarilla, les hacía señas y ellos también manoteaban, y ellos le gritaban a la gente que ya habían parado las campanas, que se calmaran", relató.