Los Escorpiones fueron creados para combatir a Los Zetas; la Marina informó que la escolta de Ezequiel Cárdenas Guillén, abatido el viernes, ayudó al capo a escapar dos veces<br>Foto: Vanguardia/Especial
Excélsior
Los Escorpiones fueron creados para combatir a Los Zetas; la Marina informó que la escolta de Ezequiel Cárdenas Guillén, abatido el viernes, ayudó al capo a escapar dos veces
CIUDAD DE MÉXICO.- Ezequiel Cárdenas Guillén Tony Tormenta, líder del cártel del Golfo abatido el viernes, creó su propio grupo de pistoleros, que le permitió escapar dos veces a operativos que la Marina había montado contra él.

Según la PGR y la Armada, ese grupo, al que Tony Tormenta bautizó como Los Escorpiones, fue creado como su guardia personal. No obstante, a principios de este año, tras el rompimiento entre el cártel del Golfo y Los Zetas (que hasta entonces sólo eran el brazo armado del cártel), Los Escorpiones se convirtieron en el "ejército" de toda la mafia del Golfo.

Esta banda, que contaba con fornituras que la identificaban, armó el viernes en Matamoros un operativo con francotiradores, narcobloqueos, ataques de distracción, granadas y lanzacohetes para, por tercera ocasión, intentar romper el cerco que 660 marinos estrechaban contra el capo tras más de seis meses de labores de inteligencia.

No lo lograron, pero el sitio quedó como zona de guerra. En la refriega se detuvo a dos gatilleros: Marco Antonio Cortés Rodríguez Escorpión 37 y Josué González Rodríguez Escorpión 43.

Los Escorpiones fueron conformados a imagen de Los Zetas, y lo integran ex policías estatales, municipales y judiciales.

Los Escorpiones fueron creados para combatir a los Zetas

La Secretaría de Marina (Semar) identificó que el cártel del Golfo creó un grupo de protección denominado Los Escorpiones, cuya estructura operativa es similar a la de sus ex socios y brazo armado Los Zetas.

Esta nueva organización armada es la que ha combatido a Los Zetas, de acuerdo con reportes federales.

La Armada de México informó que tras un seguimiento de más de seis meses, a través de labores de inteligencia, obtuvo el lugar donde se escondía Ezequiel Cárdenas Guillen Tony Tormenta, jefe del cártel del Golfo, y también pudo establecer que la guardia personal del capo y sus sicarios son denominados escorpiones.

Nuevo grupo divide a cúpula

La Procuraduría General de la República (PGR) documentó asimismo, a través del Centro Nacional de Planeación Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi) -a finales de 2007-, que desde el año 2002 Tony Tormenta creó ese grupo de sicarios (paralelos a Los Zetas) integrado por ex miembros de corporaciones policiacas estatales, municipales y judiciales.

Sin embargo, se registró que dicha formación de gatilleros causó una separación entre Osiel -recluido en una prisón estadunidense- con su hermano Ezequiel, por lo que en 2002 Tony Tormenta continuó su operación con ese "grupo especial", el cual se hizo notar por su violencia al ser uno de los primeros que comenzaron con decapitaciones de rivales.

El coordinador de Comunicación Social de la Semar, José Luis Vergara, informó que, a través de operativos implementados en Matamoros, Tamaulipas, como uno llevado a cabo el 7 de abril pasado, y tras la detención de miembros de esa organización criminal, se conoció el nombre de las nuevas células armadas.

La Marina indicó que Los Escorpiones fueron los responsables de que en varias ocasiones Ezequiel Cárdenas Guillén evadiera los operativos castrenses en, por lo menos, dos ocasiones.

Identificaron que el 5 de noviembre pasado, cuando fue abatido el capo, Los Escorpiones establecieron un operativo terrestre y con francotiradores para tratar de romper el cerco de más de 600 marinos y rescatar a su líder.

De acuerdo con Vergara, el 14 de septiembre, personal de Infantería de Marina se encontraba desplegado en los alrededores de una casa de seguridad, donde se conocía que habitaba Cárdenas Guillén; no obstante, la dependencia federal indicó que al lugar llegaron los refuerzos del cártel y atacaron con granadas y armas largas al personal naval, lo que permitió que el capo escapara a bordo de un vehículo blindado. En esa ocasión el saldo fue de dos marinos muertos.

En otro hecho, el primero de noviembre , el grupo de Tony Tormenta también operó en su favor: la Marina reveló que identificaron que el narcotraficante ocupaba un inmueble en la calle Canal de la Colonia Expo Fiesta, pero también logró escapar con su guardia personal.