Juan Francisco Valdés
Como Sergio Vázquez Bustos fue identificado el cadáver hallado en la cima de un cerro en el ejido Providencia, en Ramos Arizpe.
La víctima contaba con 45 años de edad, residía en la calle Pablo L. Sidar 200, en la zona centro del vecino municipio, no contaba con empleo y desde hacía más de 15 años padecía alcoholismo.

Fuentes de la Policía Ministerial del Estado dieron a conocer que a las 12:00 horas de ayer compareció Mario Vázquez para informar que el cadáver correspondía a las características de su hermano.

Al serle exhibidas decenas de imágenes fotográficas con las vestimentas que portaba el cadáver, un pantalón de mezclilla azul, camisa color beige y tenis en color negro, logró identificarlas.

El testigo declaró que la última vez que vio con vida a Sergio fue el domingo 23 de septiembre y confirmó que no tenía empleo, su pasatiempo era deambular y pedir dinero a orillas de los principales cruceros.

Por otra parte, el agente del Ministerio Público a cargo de la investigación, Pedro Alvarado de Alba, aseguró que al serle practicada la necropsia de ley a la víctima no presentó huellas de violencia y confirmó que su muerte fue por una congestión alcohólica.

Lo único que se encontró fue una deformación en la pierna izquierda, porque al parecer padecía de poliomielitis y llevaba más de cuatro días muerto y en avanzado estado de descomposición.