El Universal
Revoca la reserva de información por dos años que dio el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes a los gastos en publicidad erogados por el gobierno federal para explicar la extinción de la paraestatal
El pleno del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) revocó la reserva de información por dos años que dio el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) a los gastos en publicidad erogados por el gobierno federal para explicar la extinción de Luz y Fuerza del Centro.

Los comisionados del órgano garante de la transparencia rechazaron los argumentos del SAE, organismo encargado del proceso de liquidación, que había señalado que la difusión de la información ocasionaría daño a la seguridad nacional y a la seguridad pública por medio de manifestaciones violentas y bloqueos a las vías de comunicación por parte de los afectados.

También reservó la información en virtud que habría un daño para la institución, porque existen unos mil 598 procedimientos laborales en curso y la contraparte, es decir, los ex trabajadores conocería la información.

Además se negó a entregar lo solicitado al exponer que habría "daño al procedimiento de liquidación de Luz y Fuerza, en virtud de que este procedimiento de liquidación aún no concluye".

Al analizar el recurso de revisión, la comisionada ponte y presidenta del IFAI, Jacqueline Peschard, dijo que el SAE no explicó cómo la difusión de la información de naturaleza presupuestal --como es la erogaciones para publicidad-- podría generar los perjuicios a seguridad nacional y seguridad pública.

Consideró que de la misma manera no se acredita posible daño al dar a conocer los gastos en publicidad frente a la estrategia procesal que se sigue en los procedimientos laborales; así como tampoco que se den a conocer los montos aunque no haya concluido aún el proceso de liquidación.

Así, el SAE tendrá que proporcionar lo erogado, desglosado por medio de comunicación, radio, televisión o prensa escrita, de octubre de 2009 cuando el presidente Calderón decretó la extinción de la empresa a la fecha de la solicitud de información.