El Universal
El Instituto Federal Electoral ha contabilizado oficialmente el 99.99% de las 139 mil 559 casillas que se instalaron en territorio nacional; este viernes se decretó un nuevo receso de la sesión
A cinco días de la jornada comicial del pasado 5 de julio, el Instituto Federal Electoral (IFE) ha contabilizado oficialmente 99.99% de las 139 mil 959 casillas que se instalaron en territorio nacional y ratificó el liderazgo en la contienda 2009 para el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Entre el miércoles y el viernes, consejeros electorales, representantes de partidos políticos y miembros del Servicio Profesional Electoral del IFE han hecho el recuento de votos contenidos en 40 mil 756 casillas, de conformidad con lo previsto en el nuevo Cofipe.

Este viernes el Consejo General del IFE declaró un nuevo receso de la sesión que inició el miércoles para reanudar este sábado en espera de que del conteo oficial de votos de las casillas instaladas en los distritos 28 de Zumpango, estado de México y 3 de Comalcalco en Tabasco.

Hasta este momento el PRI ha ganado 138 distritos, en tanto que los partidos Acción Nacional en 69 y de la Revolución Democrática en 39, en tanto que la Coalición PVEM-PRI ha triunfado en 51 y la alianza PT-Convergencia en 3.

En total son 300 diputados de mayoría, uno por distrito.

Así en 298 distritos se ha declarado la validez de la elección y se ha procedido a entregar la constancia de mayoría a los candidatos ganadores.

El consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, manifestó que el esfuerzo hecho por la autoridad electoral ha sido significativo, y dijo que el Instituto ha actuado aplicando la ley en sus términos y límites, para dotar de certeza al proceso electoral.

"La apertura de paquetes implica un gran esfuerzo institucional para la estructura, pero es un instrumento que resuelve controversias y ayuda a superar situaciones que en el pasado reciente dividieron a la sociedad mexicana", dijo ante el pleno del Consejo General en sesión permanente.

Consideró que el recuento de votos "llegó para quedarse", como parte de las tradiciones electorales mexicanas, y agregó que la misma sólo va a ser superada cuando se avance en la senda del voto electrónico, tema, que en su opinión, debe ser considerado por el Poder Legislativo para modernizar los procedimientos electorales en esta materia.