Redacción / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Pese a que el secretario de Seguridad Pública del Estado, Fausto Destenave, asegura que las cámaras urbanas -y las empresas privadas que las operan- han mostrado una enorme disposición para colaborar con la seguridad, lo cierto es que ni él mismo conoce el alcance de dichos sistemas.
El hecho radica en que el titular de la dependencia ignora, incluso, el número de "ojos electrónicos" que operan en la entidad y los resultados que estos sistemas de "vigilancia" han arrojado en materia de infracción e ilícitos.

Ayer Vanguardia publicó un extenso reportaje de la necesidad que varios sectores han expresado por que se regule el uso de las cámaras urbanas que operan en bancos, centros comerciales, restaurantes e incluso en la vía pública -en instalaciones públicas- y que para muchos violan los derechos humanos de las personas.

Destenave Kuri ha insistido en varias ocasiones en los beneficios que las cámaras urbanas significan para la ciudadanía, sin embargo, calla cuando se le pregunta por resultados específicos en casos como la fuga en el penal hace meses, la balacera en el casino "Caliente" y el reciente asalto a una joyería en Plaza Sendero.

Y es que en muchos casos como estos, las cámaras urbanas no han aportado imágenes que permitan a las autoridades dar con los responsables y aplicarles la ley.