Por José Reyes
Saltillo, Coah.- En una ceremonia marcada por protestas de diputados panistas, quienes abandonaron el salón de sesiones, el gobernador Humberto Moreira entregó su Segundo Informe de Gobierno al Congreso del Estado.
La sesión solemne inicio 10 minutos antes de las 07:00 de la mañana con el posicionamiento de las seis fracciones acerca de la administración de Humberto Moreira Valdés.

El primero en subir a la tribuna fue Virgilio Maltos, del Partido del Trabajo (PT), quien pidió una mayor intervención del Gobierno del Estado en las áreas de salud y medio ambiente.

Por su parte Refugio Sandoval, del Partido Verde Ecologista, llamó al gobierno Estatal a aprovechar las coincidencias con la oposición y olvidar las divergencias.

Por otro lado Jorge Alberto Guajardo Garza, diputado de la UDC, en su intervención solicitó un cambio en el formato del Informe al pedir que fuera más austero y con menos parafernalia.

Genaro Fuantos, del PRD, fue duro en su critica al señalar que en Coahuila todavía hay pobreza, marginación y drogas por doquier.

Jose Ignacio Maynez Varela, diptuado panista, fue quien leyó el posicionamiento mas crítico hacia el Gobierno del Estado, al calificar al gobernador Humberto Moreira como un gladiador e intolerante con la oposicion: "Compórtese como un demócrata y no como un dictador", expresó el panista al Ejecutivo del Estado.

Finalmente Julián Montoya se encargó de leer el posicionamiento del PRI y destacó la labor del mandatario, la cual calificó como excelente al frente de la administración estatal. Incluso lanzó una puya hacia sus compañeros del PAN: "qué lamentable que vengan a esta tribuna a expresar sus frustraciones", espetó Montoya.

Fue justo cuando el Gobernador se aprestaba a dirigir un mensaje al Congreso cuando los legisladores albiazules abandonaron sus curules en protesta por lo que consideraron una ingerencia del mandatario estatal en el Legislativo.

Sin embargo, llamó la atención que momentos depués regresaron a sus lugares dos de los legisladores azules, Silvia Garza Galván y César Flores Sosa, quienes coincidentemente se habían quejado de que no fueron enterados del deplegado que fue publicado en contra de Humberto Moreira.

Antes de abandonar la sesión seis de los nueve parlamentarios panistas sacaron cartelones de protesta con leyendas que rezan: "No más populismo", "No más autoritarismo", "Gobernador saque las manos del congreso", "Solicitamos transparencia", entre otros.

Tambien llamó la atención que el diputado Jesús Manuel Pérez Valenzuela, en un momento de la sesión, se despojó de su corbata saco y camisa y mostró una playera con la figura de Ernesto "Che" Guevara, incluso colocó unos limones en su mesa y según sus propias palabras "por aquello de las brujerias".

Además de las pancartas panistas también se observaron otras en apoyo al ejecutivo del estado y en contra de algunos panistas como Erenesto Saro, José Antonio Jacinto Pacheco y contra el alcalde de Torreon José Angel Pérez Hernández,

Al terminar el acto el gobernador se dirigió a la explanada de la sede del PRI a continuar con este acto político.