Unviersal
Continúa la ola de violencia en Chihuahua, donde entre el domingo y lunes ocurrieron ocho ejecuciones, que fuentes policiacas atribuyen a enfrentamientos entre los cárteles de Sinaloa y de Juárez por el control en el tráfico de drogas.
En Ciudad Juárez, en la recámara de una vivienda ubicada en la colonia Guadalajara Izquierda estaba sepultado el cuerpo de Sergio Torres Morales, asesinado a balazos. En esta ciudad, otro hombre murió acribillado a tiros la noche del domingo.

En la colonia Miguel Sígala, del municipio Cuauhtémoc, fueron localizadas tres cuerpos humanos que presentaban huellas de tortura, otro cadáver fue encontrado en la ciudad de Chihuahua y en Ojinaga, dos hombres más perdieron la vida en crímenes relacionados con la delincuencia organizada.

Ayer, en Ciudad Juárez fue arrestado Saúl Octavio Muñoz Aniles, El Chaca, miembro de una célula del cártel de Juárez, que fue requerido por un juez de Estados Unidos por traficar con droga.

En tanto, en Guerrero, en diferentes hechos, tres hombres fueron asesinados: Ignacio Hernández Garrido fue acribillado a balazos en el centro de Coyuca de Catalán, región de la Tierra Caliente; en la playa El Maguey, de San Jerónimo, fue localizado el cuerpo de un individuo, en avanzado estado de descomposición y en Ayutla fue ubicado un cadáver en el fondo de un pozo artesano.

Piden a PGR atraercrimen de policías

El gobernador de Sinaloa, Jesús Alberto Aguilar Padilla, solicitó a la Procuraduría General de la República que atraiga las investigaciones sobre la ejecución de cuatro policías municipales de Navolato, entre ellos, el comandante Gilberto Castillo Gil.

El mandatario estatal dijo que por las características del multihomicidio, se requiere la intervención de las autoridades federales para que se esclarezcan las muertes de los agentes. (Con información de Javier Cabrera)