LA JORNADA
Una pequeña, pero efectiva manifestación organizada por el Comité del 68 (con antiguos integrantes del movimiento y algunos jóvenes) logró cancelar la proyección del largometraje Yanco (1960), de González, cineasta contratado para filmar la represión en la Plaza de las Tres Culturas el 2 de octubre de 1968.
México, D.F. .- Los manifestantes se plantaron en la escalinata del Centro Cultural y Social Veracruzano, donde se proyectaría la cinta, y, sosteniendo pancartas con leyendas como: "Servando González: copartícipe, cómplice, encubridor del genocidio", corearon consignas y repartieron volantes a los escasos asistentes a la función (a lo mucho, 25 personas -del lado de los manifestantes habría unas 15). (Algunos asistentes confesaron que no sabían que González había filmado aquella matanza.)

En los volantes se resumía el planteamiento del Comité del 68: "Como el juicio a Luis Echeverría Alvarez por el crimen del 2 de octubre está abierto y en curso, existe la posibilidad legal y la reclamación de nuestra parte, de que personajes como Servando González comparezcan para diligencias ministeriales de investigación e incluso, de ser necesario, para proceder a careos directos con otras personas involucradas".

Mientras, Servando González estaba en el vestíbulo del teatro Rafael Solana (que está dentro del centro veracruzano, separado por una puerta de cristal), con un puñado de elegantes señoras mayores.

La historia previa

El director, sereno, sólo apareció para brevemente contestar preguntas de un par de periodistas: "Rodolfo Echeverría (hermano del ex presidente) hizo mucho por el cine nacional", dijo. Pero no comentó sobre la protesta. En ese momento, los manifestantes intentaron entrar al centro veracruzano, tres elementos de seguridad privada quisieron detenerlos y, finalmente, los integrantes del Comité del 68 quedaron a unos pasos del cineasta, más que nada para que pudiera oír las consignas vociferadas a todo volumen ("Servando, Echeverría, son la misma porquería").

Servando González dijo en entrevista con La Jornada (www.jornada.unam.mx/ 2007/08/22/index.php?section=espectaculos&article=a08n1esp) que fue contratado por alguien "tipo militar" para filmar el 2 de octubre, y aseguró que la historia reivindicará al presidente Gustavo Díaz Ordaz "como un héroe", por haber salvado al país de una invasión estadunidense.

Sin embargo, según otras versiones, la orden de filmar la dio el entonces secretario de Gobernación, Luis Echeverría.

Servando González -realizador de Viento Negro (1964) y director del departamento de cine de la Presidencia en los gobiernos de Adolfo López Mateos y Luis Echeverría Alvarez-, en entrevista, negó que este último tuviese algo que ver con la masacre. González "es una vergüenza para el cine nacional que tanto ha hecho por esclarecer la masacre del 68", dijo el cineasta Oscar Menéndez.

El Comité del 68 anunció que el 24 de noviembre presentará, junto con otros grupos, nuevas pruebas en la Suprema Corte de Justicia de la Nación que incriminan a Luis Echeverría