Lourdes de Koster
Saltillo, Coah.- La Procuraduría General de la República investiga el robo de materiales y objetos que una supuesta banda de delincuentes hurta de los vagones de Ferromex y Kansas City antes de llegar a Saltillo.
Se trata de una supuesta banda organizada que opera a través de indocumentados que suben a los furgones que llevan metales y los arrojan para luego pasar a recogerlos y venderlos como pedacería.

Desde el tramo Carneros a Saltillo, los grupos delictivos intentan abrir vagones del ferrocarril para sacar lo que pueden de las unidades automotrices que trasladan, o piezas que logran robar y tirar al suelo para ganarse unos pesos.

"Hace poco detuvieron a varias personas que pertenecían a un grupo dedicado al hurto de mercancías de trenes. Entonces es importante distinguir entre los migrantes y los grupos que están robando", reveló el delegado de Migración, Jesús Gerardo López Macías.

Principalmente hay reportes de saqueo de piezas de metal como cobre o fierro. Se suben al vagón, tiran todas las piezas que puedan y las recogen otras personas.

Se trata de personas supuestamente ilegales que trabajan acá, "pero la parte de investigación yo no la conozco, es un tema que investiga la PGR, es un asunto de tipo penal".

Las empresas Ferromex y Kansas City no han pedido apoyo al Instituto Nacional de Migración, pero actualmente son los dos grupos de seguridad que tienen las compañías los encargados de evitar que esto siga ocurriendo.

A un costado de las empresas que operan en Derramadero inicia la travesía; muchos que intentan llegar ilegalmente a la frontera con Estados Unidos, y para otros empieza la oportunidad de robar la carga en los furgones.

No tienen mucho tiempo pues al llegar a la zona urbana de Saltillo tienen que buscar la manera de descender rápidamente y regresar para recolectar -junto a los cómplices- el material que lograron sustraer de los trenes.