El Universal
El Instituto de Acceso a la Información Pública recibió 105 mil 250 solicitudes este año, mientras que en 2007 fueron 94 mil 723
El número de solicitudes de acceso a información en 2008 aumentó en comparación con el año anterior. El Instituto de Acceso a la Información Pública (IFAI) recibió 105 mil 250 solicitudes mientras que en 2007 fueron 94 mil 723.

De acuerdo con el Sexto Informe de Labores que el IFAI entregó al Congreso de la Unión, el IMSS es la dependencia que más solicitudes recibió el año pasado con 18 mil 170 peticiones; le sigue la Secretaría de Educación Pública con 17 mil 817 y, en tercer lugar, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En el caso del IMSS 45% de las solicitudes de acceso a datos personales correspondió al expediente médico de los solicitantes; 26% sobre sus semanas cotizadas y 8% a jubilaciones y pensiones.

La información más demanda a la SEP fue sobre temas vinculados con el expediente laboral (36%); seguida del historial académico con 22% y de la cédula profesional con 11%.

Al presentar el informe ante el presidente de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, senador Gustavo madero, la comisionada presidente del IFAI Jacqueline Peschard reconoció el trabajo actual legislatura que aprobó las reformas a los artículos 16 y 73 de la Constitución, así como la aprobación de la iniciativa de Ley Federal de Archivos.

Con ello, agregó, se presenta la oportunidad para concluir la ruta legislativa planteada por el sexto constitucional, con el propósito de contar con archivos ordenados y que documenten adecuadamente la gestión pública.

"El IFAI reitera su disposición a colaborar con el Legislativo en la emisión de toda la normatividad secundaria necesaria para integrar las piezas que derivan del mandato del sexto constitucional, incluyendo las adecuaciones a la Ley Federal de Transparencia", señaló.

Al recibir el Informe, el senador Gustavo Madero reconoció que la transparencia no llega todavía por igual a todos los Poderes ni a todos los niveles de gobierno.

"Estoy convencido de que si hay más rendición de cuentas por parte de los servidores públicos habrá una ciudadanía más interesada en su gobierno, más participativa en los procesos electorales y mejor informada para elegir a sus representantes", indicó.