Horacio Jiménez / El Universal
Cd. de México.- El Frente Nacional para las Personas Afectadas por el VIH-sida (Frenpavih) denunció que en México aún hay mucha discriminación para las personas afectadas por el sida.
Familiares, empleadores y las instituciones de salud "te señalan con el dedo y te cierran las oportunidades".

Víctor López, representante de Frenpavih, aseguró que todavía algunos familiares "encierran a los portadores del VIH en una habitación, se les construye un baño aparte e incluso otros se gastan mucho dinero en cloro para desinfectar todo lo que usa el enfermo".

También dijo que los servicios médicos, incluyendo los doctores te señalan y te culpan de estar infectado por ser un "promiscuo".

En el ámbito laboral sí hay discriminación porque los patrones tienen temor y piensan que los enfermos con este mal "les van a costar mucho dinero". Pero es falso porque, explicó, mientras una persona portadora tenga la atención adecuada y los medicamentos oportunos, somos seres productivos y capaces de seguir trabajando y no hay un tiempo definido para que la vida termine.

En entrevista transmitida por el programa de televisión Código-2007, conducido por Estela Livera y Salvador García Soto, dijo que las personas con este mal necesitan, por lo menos, 10 mil pesos al mes para tres retrovirales o más, según el caso.

Esta organización se encarga del cabildeo para conseguir medicamentos, que se incluyan en el cuadro básico y se mejore la atención.

Víctor López denunció que en el Instituto Mexicano del Seguro Social el trato sigue siendo de discriminación porque, explicó, el instituto denuncia ante el patrón a los portadores, lo que ocasiona que el paciente pierda el trabajo.

Dijo que siempre "en noviembre, diciembre y principios de enero, faltan medicamentos porque se termina el presupuesto o las compras no fueron suficientes. Aunque el seguro tiene un presupuesto para compras directas cuando faltan retrovirales.

El Frente también expresó su desacuerdo en que la prueba de VIH sea obligatoria -como lo propuso la Secretaría de Salud-, en que se haga al pedir empleo o dentro de los exámenes prenupciales.