Notimex
México.- El presidente de México, Felipe Calderón, inauguró hoy en el Palacio de Bellas Artes, en esta capital, la exposición "Diego Rivera. Epopeya Mural", con la que arrancó el homenaje nacional que se le rinde al muralista mexicano, a 50 años de su fallecimento (1886-1957).
Acompañado de la secretaria de Educación, Josefina Vázquez Mota, y del presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Sergio Vela, el jefe del Estado señaló que el artista "plasmó y rescató en su obra nuestra identidad nacional".

Diego Rivera, agregó Calderón, "fue protagonista de su tiempo, como artista y como mexicano, no sólo se atrevió a soñar con fuerza y a creer en sus sueños, sino a militar activamente para llevarlos adelante, creyó firmente en México y en la idea de transformarlo conforme sus propias ideas y principios".

La transformanción agregó, "buscó hacerla a través de su arte y a través de la política, incluso en la clandestinidad y lo hizo con audacia rebasando los límites de lo humanamente, lo conservador, de lo sensato y lo prudente".

En suma, "Diego Rivera fue un líder de su tiempo que se atrevió a imaginar un México mejor, denunciando a través de su obra los atropellos de la historia pasada y del presente, las injusticias, formando a nuevas generaciones de artistas, también comprometidos con su realidad social y arriesgando su propia vida".

En la ceremonia de inauguración estuvieron María Teresa Franco, directora del INBAL, Guadalupe Rivera Marín, hija del Maestro Rivera, y Carlos Phillips, presidente de la fundación Dolores Olmedo Patiño.

"Diego Rivera. Epopeya mural", es la más importante revisión de la obra muralística que sobre el artista se haya realizado, está conformada por 180 piezas, 23 de ellas son murales transportables, así como bocetos, apuntes, calcas y estarcidos.