El ejército mexicano incautó poco más de 2,1 millones de dólares y armas de alto calibre durante un cateo en una zona residencial de Tijuana, fronteriza con Estados Unidos.

Tras recibir una denuncia anónima, militares se trasladaron a una vivienda de ``El Soler``, un fraccionamiento de clase alta, donde localizaron el dinero en efectivo, tres armas largas y cortas, cargadores y cartuchos útiles.

Los dólares repartidos en varios fajos de billetes fueron presentados a la prensa la noche del jueves en Tijuana, a unos 2.300 kilómetros al noroeste de la ciudad de México.
El ejército mexicano incautó poco más de 2,1 millones de dólares y armas de alto calibre durante un cateo en una zona residencial de Tijuana, fronteriza con Estados Unidos.

Tras recibir una denuncia anónima, militares se trasladaron a una vivienda de ``El Soler``, un fraccionamiento de clase alta, donde localizaron el dinero en efectivo, tres armas largas y cortas, cargadores y cartuchos útiles.

Los dólares repartidos en varios fajos de billetes fueron presentados a la prensa la noche del jueves en Tijuana, a unos 2.300 kilómetros al noroeste de la ciudad de México.

El ejército no informó a quién pertenecería el dinero y las armas, aunque dinero incautado en los últimos años en operaciones militares o policiales ha sido vinculado con el narcotráfico.