Notimex
México.- El cuento como una posibilidad de enfrentarse a una sensación similar a la que siente un boxeador cuando es noqueado, es explorado por la escritora, conductora y guionista María Victoria Llamas en su primera incursión en este género, a la que tituló "Qué le cuento" (Norma, 2007).
Un total de 17 cuentos breves pero contundentes y 13 "más que breves", de sólo unas cuantas líneas, conforman el tomo que para la escritora ha sido concebido como una especie de platillo que ha dejado reposar para que termine de sazonar.

En entrevista con Notimex, la autora nacida en la Ciudad de México, en 1940, explicó que algunos de los textos incluidos en su libro fueron escritos hace unos ocho años pero fueron guardados en un cajón, "algunos fueron publicados en el diario español El País o en el suplemento cultural El Buho".

"El año pasado los volví a sacar y empecé a escribir otros y los junté, todos los cuentos breves son recientes y pensé que estaban como cocinados y reposados; a mí me gusta mucho la cocina y Sor Juana decía que si los grandes sabios hubieran cocinado otro sería su punto de vista porque con la cocina se aprenden muchas cosas".

De ahí tal vez venga su condición de escritora de cuentos, que aunque se trata de su volumen debut en el género, evidencia sus influencias.

Ahora, "soy más lectora de novelas pero fui más lectora de cuento en otra época de mi vida; ahora estoy más metida en las novelas más largas y más pesadas, las que duren mucho y nunca se me acaban".

Lectora desde los escritores franceses del siglo XIX, como Guy de Maupassant y Honorato de Balzac, hasta el ruso Anton Chejov, Llamas fue además una devoradora de la revista "El cuento", que editaba Edmundo Valadez, ademas se "bebió" el "Omnibus de cuentos mexicanos", de Gustavo Sáinz.

En los cuentos, dijo, "el final debe ser inesperado, esa es una condición, a mí así me salen, es natural, primero está en mi cabeza y salen cosas que he visto, que me han platicado, que le han pasado a personas conocidas o que me han pasado a mí misma, aunque un poco cambiadas".

En mis historias hay además "cosas que a uno le apasionan u ocasionan mucha extrañeza, por contradictorias; cosas que lo enfrentan a uno con la incongruencia".

En su libro, Llamas divide sus historias por los temas Apasionamiento, Identidad, Indecisión, Exilio, Cuentos más que breves, Citas a ciegas y Qué le cuento, "yo no sé de teorías, de grandilocuencias, yo no sé como debe ser un buen cuento, yo me imagino que un buen cuento para alguien es algo que le gusta y que lo quiere volver a leer o que los hace diferentes después de leerlo".

El libro incluye además dos historias sobre el terremoto del 85, "que yo viví muy mal porque murió mucha gente querida, pues estaba en Televisa cuando sucedió, fui una de las pocas sobrevivientes, uno de ellos incluye lo que dijo Lourdes Guerrero antes de que nos sacara del aire la antena que se cayó".

Así, sus propias experiencias y lo que observa por el mundo, principalmente aquello que se sale de los moldes establecidos para impactar con su extrañeza, conforman el tomo cargado de situaciones inverosímiles, casi de realismo mágico, en el que la autora avienta su imaginación para que el lector la atrape.

"¿Qué le cuento?" será presentado el próximo martes en el Museo Casa del Risco, en la Plaza San Jacinto de San Angel con la participación de Germán Dehesa, Víctor Hugo Rascón Banda, Silvia Mariscal y Adriana Landeros.