LA JORNADA
México, D.F. .- La Secretaría de la Función Pública (SFP) investiga cuántos contratos de comodato fueron establecidos entre las secretarías y entidades de la administración pública federal y grupos privados, y si éstos se constituyeron legalmente; se incluyen los que la Presidencia de la República firmó con General Motors.
De acuerdo con fuentes de la SFP, suscribir ese tipo de contratos no significa necesariamente incurrir en alguna irregularidad, pues esas figuras son válidas en términos jurídicos. En el caso del uso de la camioneta de lujo Hummer, por parte del ex presidente Vicente Fox, "si esa camioneta fue puesta a disposición del Estado Mayor Presidencial (EMP), y éste le presta un servicio al ex mandatario (velar por su seguridad), entonces el uso de ese vehículo es parte de ese servicio que se le otorga" al guanajuatense.

Según las fuentes, los comodatos se establecen entre las autoridades federales y los particulares con distintos fines y no necesariamente implicarían actos irregulares, aun cuando admitieron que pueden dar lugar a recelo o suspicacias por parte de la ciudadanía. Entre los propósitos de esos convenios, según explicaron, subyace el interés de las armadoras automotrices -o de cualquier otra empresa- de promocionar y publicitar sus vehículos, y qué mejor que "se vean esas unidades como parte del equipo de protección del presidente de la República o al servicio de éste".

Sin embargo, admitieron que para evitar cualquier tipo de suspicacia y no dar pie a que se pueda presentar alguna irregularidad, el presidente Felipe Calderón decidió acabar con esa figuras jurídica, por lo menos en la Presidencia de la República.

En cuanto al jeep rojo que también utiliza Fox Quesada, las fuentes gubernamentales refirieron que en este caso no puede intervenir la SFP, debido a que se trató de un "acuerdo entre Marta Sahagún, como titular de la fundación Vamos México, y un empresario (Luis Miguel Moreno Vélez, propietario de MM, un despacho de consultoría para empresas públicas y privadas)".

Finalmente, las fuentes destacaron que harán una revisión minuciosa de las declaraciones patrimoniales del ex presidente Vicente Fox.