Notimex
Washington.- Inmigrantes indocumentados están abandonando los estados y ciudades a través de Estados Unidos que han adoptado estrictas medidas destinadas a negarles servicios, empleos y aún el derecho a rentar vivienda, reportó hoy la prensa.
El diario USA Today dijo que aunque no hay información precisa sobre los alcances de este éxodo debido a la dificultad para ubicar a indocumentados, existen indicadores que dejan en claro esta tendencia.

Entre estos citó datos provistos por escuelas, agentes de bienes raíces y aún líderes religiosos.

En Tulsa, Oklahoma, las escuelas han registrado una baja en la inscripción de hispanos.

Judy Feary, directora de la escuela primaria Kendall-Whittier, donde 60 por ciento de sus 950 estudiantes son hispanos, dijo que desde el pasado 10 de septiembre diez alumnos han dejado el plantel y cuatro más han anunciado su cambio a otra ciudad.

Relató que tres semanas atrás los padres de tres menores volvieron por ellos al final de clases con sus propiedades dentro de su vehículo y un remolque, y le informaron que se regresaban a México. 'Tenían miedo y dijeron que era por las leyes de migración', recordó.

Juliana Stou, directora del diario El Nacional de Oklahoma, apuntó que 'la gente está realmente asustada y temerosa porque no saben lo que va a pasar. Están vendiendo sus casas, dejando el país'.

Oklahoma adoptó recientemente una ley que corta beneficios como asistencia para educación a indocumentados entre otras previsiones.

Randy Terril, el congresista estatal republicano que promovió la iniciativa dijo que el éxodo es una muestra de que estas leyes están funcionando.

'Ese era el propósito. Sería bastante bueno si exportáramos a todos los ilegales a los estados vecinos', dijo al USA Today.

De acuerdo con Terril movilizaciones similares están teniendo lugar en estados como Arizona, Colorado y Georgia, entre otros.

La Iglesia también esté perdiendo feligreses por la misma razón a través del país.

'Existe tensión porque no se sabe en qué momento los agentes (de migración) van a aparecer, y mucha gente no quiere correr riesgos', dijo Antonio Mansogo, miembro de la Coalición Nacional de Líderes Cristianos.

Guadalupe Sosa, una agente de bienes raíces en Avondale, Arizona, dijo que la ley que penaliza a negocios que contraten a indocumentados parece estar detrás del éxodo de muchos hispanos en ese estado.

Reveló que diez casas que tiene en el mercado para su venta, la mitad pertenecen a familias que optaron por abandonar el estado debido a las tensiones derivadas de la ley, respaldada por la gobernadora demócrata Janet Napolitano.

'Ellos saben que pueden perder todo hoy o mañana', añadió.