Moscú.- La selección de futbol de Inglaterra cayó por 2-1 frente a Rusia por la clasificación a la Eurocopa 2008 en Austria/Suiza y depende ahora de los próximos resultados de los rusos para poder acceder a la ronda final del torneo continental.
Inglaterra continúa segunda en el Grupo E, con 23 puntos, pero con un partido más que su inmediato seguidor, Rusia, que suma 21 puntos y tiene por delante dos compromisos relativamente fáciles, frente a Andorra e Israel.

A los ingleses en cambio, sólo les falta enfrentar a Croacia, actual líder del grupo con 26 puntos y también con dos partidos por delante, en la última jornada.

A los croatas les bastará sacar un punto ante Macedonia o Inglaterra para asegurarse un cupo en la Eurocopa.

Si los rusos llegan a la fecha final con un punto de ventaja, Inglaterra se verá obligada a obtener un mejor resultado que su vencedor de hoy para viajar a Austria/Suiza.

El seleccionador inglés, Steve McClaren, culpó al árbitro por la derrota. "Era un partido que teníamos controlado. Creo que todos coincidirán en que hay decisiones que cambian los partidos, y el penal fue fuera del área, pero no lo advirtieron ni el árbitro ni el juez de línea", argumentó.