Washington, EU.- Un ingrediente activo de la marihuana ayuda a combatir la depresión cuando se administra en pequeñas dosis, reveló un estudio divulgado por la revista The Journal of Neuroscience en su número del miércoles.
Sin embargo, la investigación advierte de que al aumentarse la dosis se puede provocar un efecto contrario y aumentar la depresión y hasta causar trastornos psíquicos, entre ellos la psicosis.

Según los científicos del Centro de Investigaciones de la Universidad McGill, en Montreal, Canadá, ésta es la primera prueba de que el canabinoide identificado como WIN55,212,2 puede aumentar los niveles de serotonina, un neurotransmisor que regula los estados de ánimo de una persona.

Los efectos fueron constatados en experimentos hechos con animales de laboratorio a los que se les inyectó ese ingrediente, obtenido de forma sintética, y se les sometió a pruebas para determinar su nivel de depresión.

Los científicos observaron que el efecto antidepresivo del canabinoide era paralelo a una mayor actividad de las neuronas que producen la serotonina.

Sin embargo, cuando se aumentaron las dosis, los beneficios se revirtieron totalmente, manifestó Gabriella Gobbi, miembro del equipo de investigadores.

Las dosis bajas tuvieron un potente efecto contra la depresión, pero, cuando se aumentaron, la serotonina en ratas se redujo a niveles inferiores de las del grupo de control, señaló.

"Hemos demostrado un efecto doble: en dosis bajas se aumenta la serotonina. Pero en dosis mayores el efecto se revierte y es completamente devastador", añadió.

La científica indicó que ese tipo de efectos de la marihuana ya se habían percibido en pacientes de esclerosis múltiple y sida, quienes al consumirla habían evidenciado un cambio de estado de ánimo.

Pero el estudio advirtió de peligros en el uso de la marihuana como antidepresivo, porque es difícil controlar sus cantidades.

"El uso excesivo de cannabis, en forma de marihuana, por parte de personas con depresión plantea un alto riesgo de psicosis", manifestó Gobbi.