Los problemas con las drogas y el alcohol llevaron a la popular intérprete de títulos como Two Much (1995) o Lolita (1997) a ingresar en la clínica Hazelden (Minesota) en 1988.
Los Angeles, EU.- La actriz estadounidense Melanie Griffith ha ingresado en un centro de desintoxicación como parte de un "plan rutinario" para "mantenerse sana", según ha dicho su representante a la revista People. "Está allí para reforzar su compromiso por mantenerse sana", ha afirmado su portavoz Robin Baum. "Esto es parte de un plan rutinario que fue diseñado entre ella y sus doctores hace años", ha agregado.

Según informaciones recogidas por la publicación, la intérprete, de 52 años y esposa del actor español Antonio Banderas, se encuentra en el centro de desintoxicación de drogas y alcohol Cirque Lodge de Utah (EU). Aunque no se sabe si ha vuelto a recaer en el consumo, se trata de la tercera vez que Griffith acude a un centro de estas características en los últimos años, según la revista.

Los problemas con las drogas y el alcohol llevaron a la popular intérprete de títulos como Two Much (1995) o Lolita (1997) a ingresar en la clínica Hazelden (Minesota) en 1988.

La actriz publicó un comunicado en el año 2000 en el que aseguraba que buscaba tratamiento para su adicción a ciertos fármacos. "Mi doctor me ha recomendado el hospital Daniel Freeman (Marina del Rey, California) para dejar la medicación con recetas que he estado tomando por una lesión en el cuello", dijo en su momento.

Griffith, candidata al Oscar a la mejor actriz por Working Girl(1988), escribió tiempo atrás en su propia página web que "sobreponerse a las adicciones es duro pero resulta más sencillo si tienes a alguien que ofrece su apoyo".

"Mi marido y mi familia me han apoyado mucho en este viaje y continúan haciéndolo", agregó.