Planea el ex premier británico una serie de diálogos extensos con funcionarios de alto nivel durante su gira de 10 días como enviado de la comunidad internacional
Jerusalén.- Al inicio de su primera visita de trabajo como enviado de la comunidad internacional al Medio Oriente, Tony Blair buscaría que se mejore la calidad de vida en Cisjordania antes de un encuentro con mediadores en la región.

Luego de dialogar en Egipto con el presidente Hosni Mubarak, el ex primer ministro británico cenó con el primer ministro israelí Ehud Olmert y planea una serie de diálogos extensos con otros funcionarios de alto nivel durante su gira de 10 días, dijeron funcionarios israelíes. El diario Haaretz indicó que Blair también pidió informes de espionaje sobre las preocupaciones israelíes.

En una declaración, la oficina de Olmert calificó el encuentro como ``positivo y constructivo``, remitiéndose a cuestiones prácticas, entre ellas los temas ``administrativos, económicos y de servicios públicos`` entre Israel y los palestinos. El vocero de Blair, Matthew Doyle, dijo que el encuentro fue ``positivo y constructivo``, pero se negó a dar detalles.

Fuentes israelíes han dicho que la visita tiene un carácter exploratorio y en consecuencia no se deben de esperar resultados, pero el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mark Regev, dijo que Blair tenía un papel de gran importancia en la solución del conflicto en Medio Oriente.

``Para que exista la paz debe de haber un estado palestino saludable y estable. Blair tiene un papel crucial en ayudar a la economía y mejorar el libre movimiento`` en la zona, indicó.