Notimex
Saltillo.- El gobernador Humberto Moreira Valdés informó que iniciaron las investigaciones sobre el estallido de un tráiler con 25 toneladas de explosivos en la carretera 30, en Nadadores, Coahuila, que dejó un saldo oficial de 28 muertos y 250 lesionados.
Al concluir la evaluación de daños por el accidente, ocurrido la noche del pasado domingo frente al ejido Celemania, el Ejecutivo estatal dijo que la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) y las autoridades federales tendrán a su cargo las indagatorias.

'Llegaron a Coahuila peritos de la Federación para la investigación, por lo que vamos a exigir una explicación clara sobre el manejo de las 25 toneladas de explosivos", que transportaba el camión que chocó y se incendió con una camioneta en que viajaban tres personas que murieron.

Moreira Valdés señaló que el gobierno del estado cubrirá los gastos funerarios de las 28 víctimas y garantizará la atención médica a los 250 lesionados, de los cuales 120 requirieron hospitalizaron, y 52 de ellos permanecen encamados en diferentes clínicas de Monclova y San Buenaventura.

Asimismo, dijo que se trabaja en la reconstrucción de unas 67 viviendas, principalmente del ejido Celemania, de las cuales 55 registran daños menores y el resto tiene severas afectaciones en su estructura, por los que sus moradores permanecen en albergues y hoteles.

Destacó que desde el primer momento se realizó una primera evaluación de los estragos ocasionados por el estallido del camión de la empresa Fletes y Traspaleos, que ofrece el servicio de traslado a la compañía Orica, productora de explosivos.

El gobernador precisó que el chofer y ayudante de la unidad fueron identificados como José Alberto Borrego González y José Rosales Contreras, respectivamente.

Dijo que estas personas tenían a su cargo el traslado de 25 toneladas del explosivo alfo, cuya base de elaboración es nitrato de amonio, y que huyeron al momento de la explosión.

Moreira Valdés precisó que de las 28 víctimas, 27 murieron en el lugar del accidente, entre ellas dos mujeres y dos menores de edad.

Manifestó que a causa de la explosión, 50 vehículos resultaron con severos daños, 48 de los cuales se concentraron en corralones de la región, en tanto que dos permanecen destruidos en propiedades privadas.

Del total de unidades siniestradas, detalló, una era patrulla de la Policía Municipal de Nadadores, otra era ambulancia del Grupo Aguilas Doradas, y otra de la Cruz Roja, además de un camión de la Línea Coahuilenses.