Notimex
Señalan que el descenso de 10.3% en el segundo trimestre de 2009 es mejor a la caída esperada por el consenso de los especialistas, de entre 10.8 y 11% para dicho periodo
La crisis en México ha tocado fondo y gradualmente la economía retornará a su fase de crecimiento, sostuvo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) con base en indicadores recientes.

La evolución de la actividad económica arroja ciertas señales de estabilidad, y cifras de empleo y demanda agregada muestran una recuperación en términos mensuales, incluso tendrían crecimientos positivos en la segunda mitad del año.

En el Informe Semanal de su Vocería, precisa que en términos anuales seguirán las variaciones negativas, sobre todo en cuanto a actividad económica agregada se refiere, pero que cada vez serán más pequeñas.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer el pasado 21 de agosto que el Producto Interno Bruto (PIB) de México registró un descenso de 10.3% en el segundo trimestre de 2009 con respecto al mismo periodo del año anterior.

Este resultado, señala la dependencia, es mejor a la caída esperada por el consenso de los especialistas, de entre 10.8 y 11% para dicho periodo.

El desempeño de la actividad económica durante el segundo trimestre, además de incluir el efecto de la crisis financiera internacional en México, estuvo influido por la Semana Santa.

Este año la Semana Santa se ubicó en el segundo trimestre, mientras que en 2008 ocurrió en el primer trimestre, por lo que en abril-junio de 2009 se tuvieron menos días laborables que en el mismo lapso del año anterior.

También refleja el efecto de las medidas de aislamiento social llevadas a cabo para evitar la propagación del brote de influenza durante abril y mayo pasados.

Al analizar la evolución del PIB en términos trimestrales y no anuales, se tiene que su variación real en el segundo trimestre del año respecto al trimestre inmediato anterior, aunque negativa (1.1 por ciento) , fue menor a la contracción del primer trimestre de 2009 (5.8 por ciento) y a la del cuarto trimestre de 2008 (2.4 por ciento) .

"Si pudiéramos eliminar el efecto que tuvo la influenza sobre nuestra actividad económica, es probable que la variación del PIB en términos trimestrales no hubiera sido negativa" , sostuvo.

Así lo sugiere el dato preliminar sobre la actividad económica (IGAE) de junio, cuya variación respecto a mayo fue ligeramente negativa (0.2 por ciento) , luego de registrar una contracción mensual promedio de cerca de 1.0 por ciento real en los primeros cinco meses del año.

Estos últimos indicadores de producción, junto con los del empleo, los de la demanda interna y los de la demanda externa "insinúan que la crisis en nuestro país ha tocado fondo y que gradualmente la economía retornará a su fase de crecimiento" . seguró.

La SHCP refiere que se han registrado dos meses consecutivos de generación positiva de empleos, 34 mil empleos más en ese periodo; las ventas en julio de las tiendas asociadas a la ANTAD crecieron 6.8 por ciento anual nominal.

Asimismo, la producción automotriz creció 35 por ciento mensual en julio y las exportaciones mexicanas crecieron 10.8 por ciento mensual en junio pasado.

En resumen, un análisis más profundo de la evolución de la actividad económica arroja ciertas señales de estabilidad, "señales que vemos ahora pero que realmente pertenecen al segundo trimestre del año" .

Hoy estamos a mediados del tercer trimestre, y la información más reciente sobre empleo y demanda agregada -considerada en términos mensuales- muestran una recuperación, e incluso prevén crecimientos positivos para la segunda mitad del año, expuso la dependencia.