Notimex
El artista español inauguró junto con el luchador la exposición "Santología"
México.- La figura mítica del "Hijo del Santo" fue inmortalizada por los trazos del pintor español Miguel García "Marqués de Jadraque", quien inauguró junto al luchador la exposición "Santología", en la galería Alberto Misrachi de la colonia Polanco, en esta capital.

"Me siento agradecido y honrado de ser el tema de la obra de Miguel García, ahora algunos de mis seguidores podrán conocer estos espacios artísticos que antes no frecuentaban", comentó el heredero del "Enmascarado de Plata" en entrevista para Notimex.

Esta vez el amo del pancracio no exhibió el juego de llaves y contra llaves propio del cuadrilátero, ahora fue motivo e inspiración de unos de los pintores figurativos más destacados de la actualidad, quien atrincherado en lo que él denomina "el movimiento interior, lo que está fuera de la armadura", realizó una radiografía psicológica del luchador.

Acostumbrado a las luces de las arenas como a los niños que emulan su imagen y siguen religiosamente sus presentaciones, el "Hijo del Santo" esta vez se encontró rodeado de gente de arte y coleccionistas de distintas partes de la República Mexicana, quienes se olvidaron del vino tinto y los bocadillos libaneses para buscar un autógrafo o simplemente estrechar la mano del enmascarado.

Fotógrafos, meseros, periodistas y pintores, rodearon al hijo de quien inventara la llave "De a caballo" y "El tope de cristo", para retratarse con su ídolo, quien no dejaba de firmar revistas, máscaras fotografías y catálogos.

El héroe popular que durante décadas ha sido ejemplo de profesionalismo y disciplina, posó para las 23 pinturas y 16 bandejas de papel que integran la exposición, mismas que el público no dejaba de mirar; esta es la primera ve se exponen algunos de los objetos personales de "Santo" en una galería de arte.

Capas, programas de lucha libre, botas plateadas, calzoncillos, máscaras y un altar de la Virgen de Guadalupe, estaban a la vista de los fans del fallecido campeón mundial de peso welter y peso medio.

Para el "Hijo del Santo", la idolatría profesada hacia su padre por varias generaciones de mexicanos es similar a la figura de Pedro Infante: "Uno de los anhelos de mi padre fue heredar su identidad investida con la máscara plateada, la cual, pienso, he defendido y honrado en cada cuadrilátero, en cada lucha", subrayó.

Aseguró que él también busca trascender como luchador y piensa que los 25 años de trayectoria que estará celebrando próximamente son una muestra de la constancia y el sacrifico que requiere esa bella profesión.

Admirador de José Clemente Orozco y Diego rivera, el "Enmascarado de Plata" señaló que con su imagen representada en las pinturas, la gente que antes no frecuentaba las salas de arte, ahora podrá acercarse a ellas porque se encontrarán con una faceta más del luchador del bando de los técnicos.

"Admiro la obra de Vicent van Gogh y Pablo Picasso y también siento gran aprecio por los autores naturalistas, últimamente me he acercado más a la plástica porque deseo nutrirme y aprender de estas manifestaciones artísticas", comentó quien hasta el momento ha participado en cinco largometrajes.

"He recibido ofertas de varios directores de cine para trabajar en ciertas producciones, y aunque aún no existe algo concreto, no descarto la posibilidad de continuar con la carrera cinematográfica de mi padre", abundó.

Las figuras del "Santo" y de su hijo representan para México una profunda tradición luchística y viven ligadas al imaginario popular que ve en ellos a unos héroes de fin de semana.

"La vida es una constante lucha en la que mis peores enemigos son aquellas personas que en algún momento han envidiado mi trabajo y mi éxito como gladiador", dijo quien ahora trascenderá los cuadriláteros para insertarse en los círculos plásticos contemporáneos gracias a la composición pictórica de Miguel García.