LA JORNADA
Londres, Inglaterra.- Las mujeres solteras y las parejas de lesbianas podrán buscar tratamiento de fertilidad sin que sea necesario que sus hijos tengan padre, conforme a las nuevas leyes aprobadas por el Parlamento británico.
Los intentos del conservador Ian Duncan Smith por ordenar que las clínicas tomen en cuenta la necesidad de que un bebé tenga padre y madre al decidir un tratamiento fueron rechazados en una votación que rebasó las líneas tradicionales de los partidos.

La Cámara de los Comunes votó 292 a 217 para desechar la enmienda propuesta por legisladores de ambos partidos, quienes sostenían que era de "sentido común" que ambos sexos participen en la crianza de los hijos. Los partidarios de rechazar la propuesta respondieron que "con mucha frecuencia el sentido común es el disfraz del prejuicio y el dogma".

Nueva ley

Conforme a la nueva Ley de Fertilización Humana y Embriología, las mujeres que busquen tratamiento de fertilidad no necesitan de una figura paterna. Las reglas se remplazarán con referencias al "apoyo de personas progenitoras".

La votación sobre este tema, último en una serie de asuntos controvertidos sobre la Ley de Fertilización y Embriología Humanas, se produjo cuando los parlamentarios se disponen a debatir demandas de reducir el límite del tiempo de gestación en que la ley que permite realizar un aborto, que actualmente es de 24 semanas.

El primer ministro, Gordon Brown, y el líder de la minoría conservadora, David Cameron, dejaron claras sus diferencias sobre el tema. Brown reiteró su defensa del límite actual, en tanto Cameron confirmó que respaldará una reducción a 20 semanas. "Me parece que la razón por la que quiero que sea de menos de 22 semanas es porque veo que hay niños que nacieron a las 22 o 23 semanas y sobreviven."