Universal
Medellín, Col.- Pasó 12 años de su vida vistiendo blusas y faldas, y jugando con sus amigas, y ahora sabe que no es una mujer.
Mariana, una "niña" campesina de Valvidia, norte de Antioquia, descubrió que es un hombre. Estudios mostraron que la pequeña, en realidad, es un hombre atrapado en un cuerpo similar al de una mujer producto de una malformación congénita genital.

El peculiar caso fue presentado esta semana por las directivas de la Clínica Noel de Medellín, donde el martes se realizará la cirugía de reconstrucción genital del órgano masculino del menor.

Aunque sólo en la capital antioqueña se registran 20 casos al año de malformaciones congénitas genitales que, por la falta de un desarrollo completo del órgano reproductor ante la deficiente producción de testosteronas impiden determinar el sexo del recién nacido, en este caso la falta de recursos de la familia y la ausencia de un diagnóstico médico acertado condenaron a Mariana a vivir 12 años como toda una mujer.