Señala la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, que su país está en favor de que cada nación implemente de manera voluntaria medidas que ayuden a estabilizar la concentración del dióxido de carbono
La secretaria de Estado Condoleezza Rice instó el jueves a los países más contaminantes del mundo a optar por fuentes de energía que reduzcan el calentamiento global sin perjudicar a sus economías.

Pero dejó en claro que Estados Unidos está en favor de que cada país implemente de manera voluntaria medidas que ayuden a estabilizar la concentración del dióxido de carbono y otros gases industriales que contribuyen a calentar la atmósfera.

Aunque en el encuentro participaron Gran Bretaña, Francia, Alemania y otros países signatarios del protocolo de Kioto, varios funcionarios europeos expresaron sus temores de que la conferencia organizada por el presidente estadounidense George W. Bush pudiera obstaculizar las negociaciones que se realizan en las Naciones Unidas, el principal foro de debate del calentamiento global.

''Déjenme enfatizar que este no es un esfuerzo que deba ser igual para todos'', manifestó Rice al comienzo de la reunión de dos días sobre cambio climático convocada por Bush. ''Aunque están unidas por metas comunes y responsabilidades colectivas, todas las naciones deben frenar el cambio climático de la manera que consideren mejor''.

Rice dijo que combatir el cambio climático dependerá de una colaboración con la industria para desarrollar automóviles más ecológicos y otras tecnologías nuevas sin quitarle a las economías nacionales la energía que necesitan para crecer.

''Este sistema actual ya no es sustentable, debemos superarlo completamente a través de una revolución de tecnología de energía'', consideró.

Estados Unidos, China, India y otros de los países que más contaminan en el mundo se han opuesto a los recortes obligatorios de las emisiones de gases invernadero que buscan la ONU y los países europeos, bajo el amparo del Protocolo de Kioto.

John Ashton, representante especial sobre cambio climático de Gran Bretaña, dijo en una entrevista que ''sabemos que un enfoque voluntario sobre el calentamiento global es tan efectivo como un límite de velocidad voluntario en una carretera. No sólo necesitamos un enfoque que funcione, necesitamos un enfoque que funcione muy rápido''.

Los países convocados por Bush buscarán llegar a un acuerdo sobre cómo deberían ser sus estrategias después del 2012, cuando vence el pacto de Kioto, pero también incluir un ''objetivo global a largo plazo'', de acuerdo con un comunicado de la Casa Blanca.