Notimex
Berlín.- El diario alemán Suddeutsche Zeitung comentó hoy que en vista de que las Naciones Unidas abordarán en diciembre los temas de crisis de Kosovo e Irán, ahora es Rusia quien debe decidir si sigue el curso de la comunidad internacional o el suyo.
El rotativo destacó que el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, pudo ya percibir en estos días en Moscú el 'caliente otoño' que se prevé en el marco de sus relaciones con Rusia.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) deberá decidir en su reunión de diciembre póximo sobre la independencia de la provincia de Kosovo y sobre eventuales sanciones contra Irán.

'Está en manos de Rusia el que la comunidad internacional se siga presentando unánime o que tenga lugar una ruptura con todas sus consecuencias: no implantar sanciones, más disturbios en los Balcanes y un nuevo conflicto entre Oriente y Occidente', subrayó.

'Nicolas Sarkozy asumió en ambos casos de crisis muy pronto una posición concreta. Francia reconocerá a Kosovo y en caso necesario impondrá sanciones contra Irán de forma independiente', indicó.

'Ambas decisiones están bien argumentadas y mal comunicadas. Bien argumentadas porque ya se ha dicho todo sobre el programa nuclear de Irán y la táctica dilatoria del gobierno de ese país es casi una burla', agregó.

Para Suddeutsche Zeitung, la posición de Francia en el caso de Kosovo está bien argumentada, dado que la ONU elaboró un razonable plan de división y puso muchos puentes a Serbia en dirección hacia Europa. 'Pero al mismo tiempo la política francesa se sirve con martillo'.

'Nicolas Sarkozy intenta convencer sobre su posición al presidente ruso Vladimir Putin. Eso es un trabajo difícil tratándose de un hombre que en su modo de verse a sí mismo no es alguien que debe ir detrás de los demás', señaló.

'Aún cuando fuese inteligente que la comunidad internacional modere su tono hasta diciembre, al final debe quedar claro -también a Alemania- que ya se acabó el plazo para hacer compromisos. Vladimir Putin debe decidirse', concluyó el rotativo.