Pekín, China.- Pekín instó a Washington a que cancele la ceremonia de entrega de la Medalla de Oro del Congreso estadounidense al Dalai Lama el próximo día 17 y expresó su oposición a dicho reconocimiento, informó hoy la agencia oficial, Xinhua.
El reconocimiento al Dalai Lama y la presencia de líderes estadounidenses en la ceremonia "pisotea seriamente las normas de las relaciones internacionales, hiere los sentimientos del pueblo chino y es una fuerte interferencia en los asuntos internos de China", indicó el portavoz del Ministerio de Exteriores Liu Jianchao.

"China se siente profundamente ofendida y se opone completamente. Instamos a los Estados Unidos a corregir el error y cancelar los planes, así como a dejar de entrometerse en los asuntos internos chinos", añadió Liu.

Agregó que el Tíbet es una parte inalienable del territorio chino y que Pekín se opone absolutamente a que otro país u otro pueblo utilice la figura del Dalai Lama para meterse en sus asuntos internos.

"Las palabras y los actos del Dalai Lama en todos estos años han mostrado que es un refugiado político que intenta separar el país en nombre de la religión", dijo Liu.

El pasado día 11, la Casa Blanca anunció que el Congreso de los Estados Unidos iba a galardonar al Dalai Lama con la Medalla de Oro el día 17 y, pese a la oposición de Pekín, el presidente estadounidense, George W. Bush, asistirá a la ceremonia y se reunirá, además, un día antes, con el líder religioso.

China también expresó su fuerte oposición al encuentro que mantuvieron el Dalai Lama y la canciller alemana, Angela Merkel, en Berlín en septiembre.

Por este motivo, Pekín anunció ayer que cancelará las conversaciones sobre derechos humanos programadas para diciembre entre China y Alemania, aunque otra portavoz del Ministerio de Exteriores, Jiang Yu, se negó a dar más detalles sobre las razones que llevaron a dicha decisión.