Claudia Olinda Morán
Saltillo, Coah.- Como hace 20 años pero con menos bienes y varios ixtleros en la cárcel por malversación de fondos, los campesinos afiliados a la extinta Federación Rural se reunieron en una asamblea para buscar una solución para reconstituirse como una cooperativa rural.
El actual presidente del Consejo de Administración de La Forestal, Gregorio González Navejar, estimó que tan sólo en la Región Sureste son alrededor de 3 mil familias las que esperan se finiquite pronto la situación jurídica de la organización que a lo largo de 20 años ha visto su modo de vida perdido y los bienes desfalcados.

En los "buenos" tiempos de La Forestal, a través de ella se llegaron a mover 100 toneladas mensuales de fibra de ixtle, ahora, los campesinos la producen cada quien por su lado con precios tan poco competitivos que en el mercado internacional de 9 dólares por kilo, a ellos sólo les pagan 9 pesos.

Hace una semana, un grupo de campesinos dirigido por Juan Salazar Solís efectuaron un desalojo y despojo de una maderería ubicada en una de las instalaciones de La Forestal en Ramón Corona y Emilio Carranza, misma que se encontraba en renta por parte del Consejo de Administración, producto de ello Salazar Solís se encuentra en prisión.