Notimex
Londres.- Entre fuertes medidas de seguridad y un ambiente festivo se espera el arribo del ex primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, quien regresará hoy a Pakistán luego de ocho años de vivir en el exilio.
La televisora paquistaní Al Arabiya informó que los simpatizantes de Sharif iniciaron festividades la mañana de este domingo, y se espera continúen por la noche con un acto de juegos pirotécnicos, bajo una fuerte vigilancia policial.

Sharif, exiliado en 1999 y quien intentó regresar a Pakistán hace dos meses sin éxito, regresa este domingo a un país en estado de emergencia, en medio de una ola de atentados suicidas, pero sobre todo en el marco de un proceso de elecciones legislativas.

Al Arabiya citó fuentes que relacionan la llegada del ex primer ministro, quien viaja con su esposa Kulsson y su compañero y hermano Shahban Sharif, con los proyectos de otros líderes de la oposición de boicotear los comicios convocados para el próximo 8 de enero.

Sharif será recibido en el aeropuerto por personal del rey saudita Abdullah, quienes se transportan en uno de los Mercedes Benz de plata de la casa real, afirmó la cadena.

La seguridad en el aeropuerto paquistaní y sus alrededores se ha intensificado ante el anuncio del arribo del ex primer ministro, quien sería el segundo líder exiliado que retorna al país, luego de la también ex primera ministra Benazir Bhutto, ante el riesgo de atentados.

Javed Hashmi, funcionario del partido Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz, que encabeza Sharif, informó que algunos simpatizantes habían sido arrestados durante las festividades por la llegada del ex primer ministro.

En octubre pasado, Bhutto retornó tras estar exiliada también por ocho años, en una jornada en la que se registró una serie de ataques que dejaron por lo menos 139 muertos.

Este sábado, un doble atentado suicida en Rawalpindi dejó unas 20 personas muertas, en un ataque contra fuerzas de seguridad paquistaní.

Esta sería la segunda ocasión en que Sharif regresa al país, pues el pasado 10 de septiembre estuvo por unos instantes en el aeropuerto, pero las autoridades le impidieron salir de la terminal y lo deportaron a Arabia Saudita.

Sharif, depuesto en el golpe de Estado que llevó al poder en 1999 al actual presidente, el general Pervez Musharraf, ha permanecido en Arabia Saudita desde hace dos meses.

El presidente paquistaní, cuya reelección provocó protestas de la oposición, pero fue validada por la Corte Suprema esta semana, convocó a elecciones legislativas para el próximo 8 de enero, en medio de llamados al boicot.

De acuerdo con Al Arabiya, Musharraf aceptó el regreso de Sharif luego de conversar con el rey Abdullah de Arabia Saudita durante su visita a Riad esta semana.