John Kennedy y Abaham Linconl fueron dos presidentes que murieron durante su mandato. Foto: Vanguardia/ Archivo
De10.com
La "Maldición de Tecumsé" fue lanzada en 1836 por Tenskwatawa "el Profeta", un indígena americano, en contra de los mandatarios de la Casa Blanca
Washington.- En Estados Unidos (EU) existe una leyenda que habla acerca de una maldición que ronda a los presidentes de la Unión Americana.

Ésta señala que, entre los años 1840 y 1960, los mandatarios norteamericanos que hubiesen ganado las elecciones en un año terminado en cero (por ejemplo 1840, 1860, 1880) morirían, ejerciendo el cargo.

La "Maldición de Tecumsé" o la "Maldición de los 20 años", fue lanzada en 1836 por Tenskwatawa "el Profeta", un indígena americano hermano del célebre Tecumsé.

De acuerdo con el sitio historiadelahumanidad.com esta condena derivaría de un episodio sucedido en torno a 1811, tras la batalla de Tippecanoe que tuvo lugar entre las fuerzas norteamericanas al mando del posteriormente candidato presidencial, William H. Harrison y los Shawnee, tribu de indígenas americanos liderados por Tecumsé y su hermano Tenskwatawa, conocido con el apelativo de "el Profeta".

Supuestamente, Tenskwatawa lanzó una maldición contra Harrison y todos los futuros ocupantes de la Casa Blanca, por la muerte de Tecumsé.

Según la leyenda, en 1836, mientras Tenskwatawa posaba para un retrato y los presentes discutían el posible resultado de las elecciones, éste lanzó su profecía:

"Harrison no ganará este año el puesto de Gran Jefe. Pero ganará la próxima vez. Y cuando lo haga él no terminará su periodo. Morirá en ejercicio".

Cuando uno de los presentes objetó que ninguno de los mandatarios de los EU había muerto en el cargo continuó el Profeta:

"Pero les digo que Harrison morirá y cuando él muera ustedes recordarán el fallecimiento de mi hermano Tecumsé. Ustedes creen que he perdido mis poderes, yo que hago que el sol se oscurezca y los pieles rojas dejen el aguardiente. Pero les digo que él morirá, y después de él, todo Gran Jefe escogido cada 20 años tendrá el mismo final, y cuando cada uno muera, que todos recuerden la muerte de nuestro pueblo".

Esta profecía se ha cumplido casi al pie de la letra, con sus excepciones: La elección de Ronald Reagan, en 1980, no fue seguida por su muerte, dado que Reagan sobrevivió a sus ocho años en el cargo, en dos períodos presidenciales, aunque a los pocos meses de tomar posesión del puesto sobrevivió a un intento de asesinato.

Cabe mencionar que Nancy Reagan, esposa de Reagan, recurrió en varias ocasiones a solicitar ayuda de astrólogos, por lo que corre el rumor de que mediante este tipo de "favores" la maldición se rompió.

Sea cierto o no, Tenskwatawa no estaba tan alejado de la realidad.

William Henry Harrison. Fue el noveno Presidente de los Estados Unidos (1841). Nació en Berkeley, Virginia. Fue el primer presidente en fallecer durante el ejercicio de su gobierno. Su muerte marcó el declive del Partido Whig, sólo permaneció un mes en su cargo; murió el 4 de abril de 1841 de neumonía.

Abraham Lincoln. Decimosexto Presidente de los Estados Unidos; elegido en 1860 y el primero por el Partido Republicano. Fue asesinado el 15 de abril de 1865.

James Abram Garfield. Fue el vigésimo Presidente de los Estados Unidos, elegido en 1880. Fue asesinado en los Estados Unidos, el 19 de septiembre de 1881.

William McKinley. Elegido en 1900;  fue el vigésimo quinto Presidente de los Estados Unidos, y el último veterano de la Guerra Civil Estadounidense que tuvo dicho puesto. El 6 de septiembre de 1901 fue tiroteado por el anarquista Leon Czolgosz. Falleció ocho días después.

Warren Gamaliel Harding. Fue el vigésimo noveno Presidente de los Estados Unidos. Elegido en 1920; fue el sexto presidente de ese país que murió durante su mandato. Falleció, al parecer, por un ataque al corazón.

Franklin Delano Roosevelt. Elegido presidente en 1940. Ha sido el único en ganar cuatro elecciones presidenciales en esa nación, falleció, en 1945, de una hemorragia cerebral.

John Kennedy.  Fue elegido presidente el 20 de enero de 1960; se convirtió en el segundo mandatario más joven de su país, después de Theodore Roosevelt. Ejerció desde 1961 hasta su asesinato, en 1963.