Moscú, Rusia.- El gigante gasístico ruso Gazprom se ha convertido en la tercera compañía mundial en capitalización de mercado después de que el presidente de su directorio, Dmitri Medvédev, asumiera ayer la jefatura del Estado de Rusia.
Tras la solemne ceremonia de investidura de Medvédev, transmitida en directo por la televisión pública rusa, las acciones de Gazprom subieron en las bolsas un 4,2%, elevando su capitalización hasta los 340.000 millones de dólares, informó hoy la agencia Interfax.

De esta forma, Gazprom superó en capitalización a los consorcios chino China Mobile (337.200 millones de dólares) y estadounidense General Electric (325.000 millones) y se convirtió en la tercera compañía más cara del mundo.

El primer lugar en el mundo por su capitalización lo ocupa la compañía norteamericana Exxon Mobil (476.000 millones de dólares), seguida de la china PetroChina (441.000 millones).

Según Interfax, todos los analistas de mercado consultados por la agencia Bloomberg recomiendan comprar títulos de Gazprom debido a las buenas perspectivas del consorcio, el "niño mimado" del Gobierno ruso, que hoy pasó a encabezar el ex presidente ruso Vladímir Putin.

Medvédev dejará el cargo de presidente del Consejo de Directores del gigante gasístico tras la elección del nuevo directorio en junio próximo, y se espera que su puesto en la compañía lo ocupe el hasta ayer primer ministro ruso, Víctor Zubkov.

Siendo candidato del Kremlin a la Presidencia en las elecciones, que ganó el 2 de marzo pasado, Medvédev aseguró que Gazprom podría convertirse en el número uno mundial por capitalización, y descartó dividir en varias compañías ese monopolio, el mayor productor y exportador de gas del mundo.

Gazprom "es el eje de la economía rusa, una compañía única en su genero", dijo Medvédev en enero pasado en alusión a las propuestas de separar la extracción y el transporte de gas de ese gigante de acuerdo con la reforma energética que prepara la Unión Europea.

"Si el Estado aceptara desmembrar Gazprom, nos quedaríamos sin gas o lo recibiríamos a precios desorbitados, como los países más alejados de Europa, sin hablar de otros perjuicios económicos y la política de precios", manifestó.

El consorcio produce anualmente entorno a 540.000 millones de metros cúbicos de gas, más que Estados Unidos, o casi el 20 por ciento del total mundial.