El Universal
La producción científica y tecnológica en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) generó en los últimos nueve años más de 1.5 premios diarios para los investigadores y esa casa de estudios, así como referencias nacionales e internacionales (335 mil 494), equivalentes a publicar un libro con 120 artículos diarios de aportaciones que la llevan a ubicarse en una posición "destacada en América Latina y el mundo", revela el informe de La Ciencia en la UNAM 2007.
Los descubrimientos y hallazgos que se realizaron dentro de la universidad en este periodo van desde atender los problemas de salud de los mexicanos como el cáncer, la diabetes, el control de enfermedades parasitarias o las derivadas de la marginación y la pobreza, descifrar el genoma del frijol y el maíz, hasta contribuir con la NASA en la búsqueda de vida en Marte, la prevención de desastres naturales, integrar el primer banco de datos sobre tortugas marinas o atender el impacto del cambio climático.

A poco menos de un mes de que concluya la gestión del rector Juan Ramón de la Fuente, la Coordinación de Investigación Científica realiza un balance de la producción en materia de investigación y desarrollo tecnológico que se generó en la UNAM a través del llamado Subsistema de la Investigación Científica que agrupa a 19 institutos y 10 centros.

En el libro La Ciencia en la UNAM 2007, se advierte que son los institutos de Biomédicas y de Física los que más destacan en la producción de ciencia, medida en premios obtenidos y en referencias que han realizado investigadores en el mundo sobre lo que se hace en los laboratorios de la UNAM.

Entre 1997 y 2006 el Instituto de Investigaciones Biomédicas logró 310 premios en el mundo; mientras el de Física alcanzó el reconocimiento de otros científicos en el mundo al citar en casi 180 mil veces el quehacer dentro de la UNAM.

Al finalizar 2006, los investigadores y científicos de la Universidad Nacional lograron 2 mil 154 premios.

El trabajo de los investigadores de la UNAM hizo que los grupos o personas ingresaran a las más prestigiosas organizaciones y agrupaciones de científicos, que los ubican junto a científicos del nivel de Einstein, Darwin o los Nobel. Así, cita el documento, se inscribieron los nombres de científicos unamistas dentro de la Royal Society del Reino Unido, la Academia de Ciencias de Estados Unidos, o que formaran parte de diversas instancias de acción de la Organización de las Naciones Unidas.

De acuerdo con el documento de balance, que será presentado por el coordinador de la Investigación Científica, René Drucker Colín, ante los directores de los institutos y centros de investigación, la producción de 22 mil 146 artículos y las 71 patentes obtenidas en este periodo, se logran con un total de mil 513 investigadores.

Se han creado cinco nuevas entidades académicas, como los centros de Geociencias, de Investigaciones en Ecosistemas y de Ciencias Genómicas, que dieron paso a nuevos programas de licenciatura y posgrado.

La edad promedio de los científicos en la UNAM es de 51 años, con 20 años de trayectoria y experiencia en su área. El 87% del total de los investigadores pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores.

La investigación "es una de las más grandes fortalezas" de la UNAM, señala René Drucker Colín en la presentación de documento.

Lo cual se traduce en "una parte sustancial en la investigación científica en México", pero que también "denuncia la centralización de la actividad científica en escasas instituciones".

"Manifiesta un problema que es apremiante enfrentar con políticas de Estado y estrategias adecuadas para cada región de la República", señala Drucker Colín.