LA JORNADA
Londres, Inglaterra.- La investigación en torno a la muerte de la princesa británica Diana de Gales y su novio Dodi al Fayed costó hasta el momento más de seis millones de libras (unos 11.7 millones de dólares) a los contribuyentes británicos, informó el juez a cargo de la investigación del Tribunal Supremo, Scott Baker.
De esos gastos, 4.7 millones de dólares corresponderían a la actual investigación judicial y 7.2 millones de dólares a la investigación realizada en el pasado por la policía londinense.

Mientras tanto, los servicios secretos británicos MI6 informaron que el ex jefe de la agencia de inteligencia británica de exteriores Richard Dearlove comparecerá el miércoles de la próxima semana (20 de febrero) ante la Corte Suprema de Londres para declarar sobre la muerte de la princesa.

Dearlove se convertirá así en el primer jefe de los servicios secretos de la historia contemporánea de Gran Bretaña que tendrá que declarar ante los tribunales. Richard era entonces jefe del servicio secreto de esa agencia de inteligencia de exteriores y lo fue hasta 2004.

En la misma semana, declarará el lunes Mohammed al Fayed, padre del novio de Diana Dodi, ante la misma corte. El millonario y dueño de los grandes almacenes que llevan su nombre sospecha que el servicio secreto asesinó a su hijo y a Diana por encargo de la casa real británica.

Ambos fallecieron en un accidente de tráfico en agosto de 1997 en París.

En el comunicado del MI6, emitido a través del departamento de Exteriores, se saludó que Dearlove "tenga la posibilidad de rebatir las acusaciones vertidas contra los servicios de seguridad".