Río de Janeiro, Brasil.- La Policía Federal brasileña investiga una donación de más de 250.000 dólares que habría sido efectuada al Partido de los Trabajadores (PT), del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, por la filial brasileña de la empresa Cisco, acusada de millonarios fraudes fiscales, revela hoy la prensa.
Según el diario "Folha de Sao Paulo", las sospechas se originaron en diálogos telefónicos entre empresarios del sector de informática grabados por la Policía Federal con autorización de la Justicia.

En esas charlas, el ex presidente de Cisco de Brasil, Carlos Carnevali, comenta con ejecutivos de la empresa Mude sobre una "donación" de unos 278.000 dólares que realizaría Cisco para el PT, supuestamente a cambio de beneficios para la empresa estadounidense en una licitación realizada por la estatal Caja Económica Federal.

Carnevali fue una de las 41 personas arrestadas la semana pasada en Brasil, acusado de nexos con un esquema ilegal de evasión fiscal que involucraba a filial brasileña de Cisco y a Mude, y que generó perjuicios estimados de casi 800.000 dólares para el Tesoro brasileño en los últimos cinco años.

Según "Folha de Sao Paulo", la transcripción de los diálogos sobre los aportes financieros de la empresa del PT fue incluida en el informe sobre las investigaciones que será elevado al Ministerio Público.

Las autoridades se disponen a investigar si esa donación llegó a concretarse, ya que no hay registro de su existencia en el Tribunal Superior Electoral (TSE).

La Policía Federal no confirmó ni desmintió la información publicada por el rotativo, alegando que las investigaciones sobre el caso se desarrollan protegidas por secreto de Justicia.