Notimex
Washington.- Autoridades estadunidense investigan el que sería el mayor fraude perpetrado contra Washington, estimado hasta ahora en 20 millones de dólares, que involucra a dos empleadas de la oficina de impuestos, una de las cuales ya fue arrestada.
Agentes federales arrestaron a Harriete Walters, una empleada del gobierno local, acusada por las autoridades de haber perpetrado el mayor fraude contra la ciudad, publicó este sábado el periódico The Washington Post.

Tras el arresto los agentes efectuaron un decomiso en la casa de Walters en la que encontraron un guardarropa digno de una princesa, cuyo inventario fue presentado el viernes a la corte federal donde se ventila el caso.

El rotativo detalló que Walters contaban entre sus propiedades con 90 bolsas de mano, mucha de ellas de diseñadores como Louis Vuitton, Chanel y Gucci, un abrigo de mink y unos 68 pares de zapatos.

Algunos de los bienes de Walters estaban almacenados en una bodega, cerca de un automóvil Mercedez Benz 2006, donde los agentes descubrieron un par de figurines con forma de iguana de color plateado, un reloj marca Rolex y un carro despachador de bar de plata.

Walters poseía además un huevo de orfebrería de Faberge y tarjetas de varios casinos ubicados en las ciudades de Las Vegas y Atlanta, las cuales son generalmente expedidas a jugadores regulares.

El diario dijo que el inventario incluye 25 cajas con ropa, así como 414 artículos más no identificados.

La mujer de 51 años, quien se desempeñaba como gerente de la oficina de impuestos de la ciudad, está en el centro de la investigación sobre el cobro fraudulento de devoluciones de impuestos catastrales.

Las primeras investigaciones determinaron que Walters se habría valido de empresas ficticias, y la ayuda de otra empleada de la oficina de impuestos identificada como Diane Gutsu, además de tres familiares y un amigo.

En Maryland, donde se radicó la causa contra cuatro de los acusados, fiscales estatales dijeron haber localizado 4.2 millones de dólares en bancos, 1.5 millones en propiedades, además de 800 mil dólares en muebles y otras propiedades.