Universal
MÉXICO, D.F.- Para determinar si integraban una red de protección del cártel del Golfo, la Procuraduría General de la República indaga la situación patrimonial de los 25 policías federales detenidos el viernes en Tampico, Tamaulipas.
Se confirmó que existen documentos hallados en mayo pasado en una casa de seguridad del grupo criminal en Ciudad Madero, Tamaulipas, entre los que hay una nómina, con los pagos que se daban a los policías por fungir como informantes y brindar protección a los integrantes del cártel.

Los pagos registrados eran de 5 mil, 8 mil y hasta 12 mil pesos mensuales, dependiendo de las funciones que cumplían los policías federales. Ante esta evidencia, se indicó, los investigadores están verificando propiedades, cuentas bancarias e ingresos percibidos por estos elementos.

Por ello, es posible que no todos sean consignados, pero se solicitará el arraigo de los 25 policías federales, a fin de recabar las pruebas necesarias para determinar quiénes colaboraban con el cártel del Golfo, en concreto, con la célula que lideraba Juan Carlos de la Cruz Reyna, alias "El JC", quien tenía el control del tráfico de droga en Tampico y en el norte de Veracruz.

Este narcotraficante fue detenido el pasado 28 de agosto en el Distrito Federal, y de acuerdo con la PGR, en junio pasado fue designado como uno de los operadores más importantes del cártel del Golfo, pues se convirtió en el enlace con las organizaciones de narcotraficantes de Centro y Sudamérica, tejiendo una red de complicidades que hoy involucra a la Policía Federal.