Universal
Zacatecas, Zac.- La Procuraduría General de la República (PGR) "tiene todas las medidas necesarias para garantizar la integridad física de nuestros colaboradores", afirmó el procurador Eduardo Medina Mora, en referencia al presunto ataque que planeó un grupo de sicarios del cártel del Golfo contra la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).
Mencionó que existe una serie de versiones que refieren las estrategias y tácticas de grupos criminales que actúan en contra de los representantes que el Estado mexicano dispone, tanto a nivel policiaco como ministerial, para atender estos casos sobre el narcotráfico y la delincuencia organizada.

Esta respuesta fue en base a las declaraciones del testigo protegido que posee la PGR y a las que tuvo acceso EL UNIVERSAL, en el que se revela que se pretendía golpear a la fiscalía mexicana antimafia que contemplaba secuestrar y asesinar a los fiscales encargados de investigaciones en contra del cártel del Golfo y matar a los testigos protegidos que colaboran con la Procuraduría General de la República (PGR).

Al cuestionar si Los zetas, grupo de sicarios del Cártel del Golfo, aún mantienen una gran fuerza en el país aún cuando se ha mencionado la muerte de su líder Heriberto Lazcano, alías EL Lazca, Medina Mora precisó que en la tarea del combate al crimen organizado, "en ningún momento se puede determinar que (algún grupo delictivo) haya terminado con una tarea".

No obstante, aseguró que los carteles enfrentan una situación "crítica", porque han visto afectados de una manera sustantiva su capacidad de generación de ingresos y, por consecuencia, el poder que pueden desarrollar.

Por ello, dijo que los cárteles enfrentan ajustes operacionales que el Estado mexicano anticipa e insistió en siempre se responderá con todos elementos que el gobierno tienen a su alcance.