El Grupo Carso, del multimillonario mexicano Carlos Slim, anunció ayer martes una inversión de 500 millones de dólares que se aplicarán a un instituto de salud que financiará proyectos sanitarios en México y Latinoamérica.
México, D.F.- "La Fundación (Telmex) lleva mucho tiempo trabajando en los aspectos de salud y educación, ahora lo que estamos haciendo es acelerar el proceso creando este instituto para que de una manera integral ataque muchos de los problemas de salud" en la región, dijo Carlos Slim, propietario del gigante de las comunicaciones Teléfonos de México.

En una ceremonia a la que asistieron el presidente mexicano, Felipe Calderón, y la primera dama de Panamá, Vivian Fernández de Torrijos, Slim dio a conocer el Instituto Carso para la Salud el cual -entre otros proyectos- pretende coordinar acciones en beneficio de la salud de los sectores más pobres de América Latina.

El instituto, que será presidido por Marco Antonio Slim Domit, hijo de Carlos Slim, y por el ex ministro de Salud de México, Julio Frenk, invertirá también en planes de información y promoción a la salud en las zonas con mayores necesidades del sureste mexicano y de Centroamérica.

"Tenemos manuales de coche (autos) pero no tenemos manuales de salud personal, yo creo que tenemos manuales de televisiones, de aparatos, de todo, los leemos, sabemos cómo manejarlos, cómo cuidarlos, y muchas veces no sabemos cómo cuidar nuestra salud", apuntó Carlos Slim.

Considerado el hombre más rico del mundo, con una fortuna de 59 mil millones de dólares, según la revista Fortune, Slim comentó que también está trabajando en proyectos educativos y en favor del deporte.

"Vamos a trabajar todavía más intenso en el deporte, en la parte cultural y mucho en la educación, (hay) un programa muy importante en educación también en el que ya estamos trabajando", concluyó el propietario de Telmex.