Foto: Especial
tusequipos.com
El volumen de información del iPhone 5 no ha dejado de crecer en los últimos meses y muchos datos coinciden en un mismo diseño más alargado, 7,6 milímetros de grosor, pantalla de cuatro pulgadas con resolución 1.136 x 640 píxeles y un conector más pequeño.
A estas alturas no podemos imaginar un smartphone más rumoreado que el iPhone 5. La próxima generación del manzanófono podría ser presentada el próximo 12 de septiembre según las últimas filtraciones. Los rumores acerca de la pantalla, el procesador o el diseño dejarán de circular en el momento en el que Tim Cook desvele el secreto mejor guardado de la marca, aunque esto es discutible.

El volumen de información del iPhone 5 no ha dejado de crecer en los últimos meses y muchos datos coinciden en un mismo diseño más alargado, 7,6 milímetros de grosor, pantalla de cuatro pulgadas con resolución 1.136 x 640 píxeles y un conector más pequeño (nueve pins).

Aunque Apple aun no haya confirmado nada, el hecho de que la mayoría de rumores coincidan en lo mismo son una prueba casi irrefutable de que el iPhone 5 será así. Sin embargo hay un detalle muy importante al que no se está prestando tanta atención y es el nombre que tendrá el dispositivo.

Desde el primer iPhone, Apple ha seguido una nomenclatura basada en números, cada nuevo modelo es el número siguiente excepto con los que comparten el mismo diseño pero tienen algunas mejoras, a estos se les añade una S (iPhone 3G-iPhone 3GS / iPhone 4-iPhone 4S) y lo mismo hacían con los iPad. No obstante en marzo de este año los de Cupertino dieron un giro radical llamando a la tercera generación de su tableta simplemente "nuevo iPad" y no iPad 3 como parecía lógico.

Los motivos de la compañía para cambiar su estrategia no están claros, lo único que han dicho al respecto es que no les gusta ser predecibles pero está claro que es mucho más que eso. Este cambio en el nombre del nuevo iPad no parece que vaya a ser un hecho aislado y, a pesar de que siempre nos referimos a él como iPhone 5, lo más probable es que termine llamándose nuevo iPhone.

iPhone 5 puede resultar un nombre más atractivo e incluso competitivo ya que remarca de forma clara que es un modelo superior a todos los anteriores. El hecho de añadir un número a cada nuevo modelo facilita las cosas a la hora de distinguirlo pero no tiene porque ser un inconveniente. Si echamos un vistazo al catálogo de Apple los iPhone y iPad son los únicos dispositivos que se han bautizado de forma distinta con cada edición añadiendo un número. Los iMac, MacBook, Apple TV e incluso los iPod Touch no están clasificados por números y normalmente se usa el año para diferenciarlos sin que suponga un problema. Además el uso de números no es conveniente a largo plazo, imaginemos que dentro de diez años lanzan el iPhone 15.

Lo más probable es que Apple termine llamándole nuevo iPhone o simplemente iPhone y sigan esta tendencia de ahora en adelante. No obstante aun cabe la posibilidad de que usen iPhone 5 u otro nombre que haga referencia a sus prestaciones como iPhone 4G, en alusión al supuesto chip LTE (4G) que integrará. Todo se verá, por el momento habrá que esperar al anuncio oficial para salir de dudas.


Fuente: tusequipos.com