El Universal
El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió al gobierno del presidente Felipe Calderón Hinojosa replantear el papel del magisterio, representado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), y establecer un sistema de "bono educativo", es decir, la entrega de los recursos públicos directamente a los estudiantes para que decidan a qué escuela asistir.
Ambas peticiones, argumentaron, servirán como estrategias para que la calidad de la educación en México mejore.

Durante la ceremonia de entrega de las becas de pasantía a estudiantes de Educación Media Superior, en la sede de la Secretaría de Educación Pública, el presidente del CCE, Armando Paredes, enlistó nueve propuestas que la cúpula empresarial del país ha entregado al Congreso de la Unión y al propio presidente Calderón para mejorar la calidad de la educación en el país.

Ante la titular de la Secretaría de Educación Pública, Josefina Vázquez Mota, el empresario indicó que se requiere una "estrategia de fondo orientada a combatir el analfabetismo y el rezago educativo que padece un alto porcentaje de la población", dijo.

Pidió "replantear el papel del magisterio, ya que el nivel de educación de nuestros jóvenes está íntimamente ligado al nivel de los maestros". Estimular una mayor vinculación y participación entre padres de familia y las escuelas. Armando Paredes señaló como prioritario que se imparta una educación cívica y ética que "reconozca y estimule la adopción de valores que permitan el desarrollo de una sociedad equitativa".

También sugirió "avanzar en la evaluación del sistema educativo nacional para orientar acciones que permitan su mejor desempeño; seguir impulsando la certificación y portabilidad de competencias laborales como parte de los indicadores de desempeño; y, fortalecer la educación básica bajo la premisa de que una educación integral debe poner especial atención en los niveles de primaria y secundaria", principalmente.

Paredes refirió que se necesita una "promoción de carreras técnicas", frente a la demanda de uso de nuevas tecnologías de comunicación e información, para "brindar a nuestros jóvenes mejores oportunidades dentro del mercado laboral".

Pidió "transparentar y hacer más eficiente la asignación de recursos presupuestales, a fin de incrementar el acceso de la población a las instituciones y a programas del sector educativo, así como para el buen funcionamiento de los mismos".

Al hablar de financiamiento, solicitó a la secretaria "introducir el bono educativo como un incentivo a la participación comunitaria y de los padres de familia en la conducción de las escuelas con el objeto de mejorar la calidad educativa y la canalización de recursos a las mismas".