El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, reiteró hoy su disposición a reanudar las conversaciones nucleares con las potencias internacionales, pero subrayó que no detendrá el desarrollo atómico del país, informó la emisora Press TV.
Irán "está dispuesto a empezar una nueva era e incluso olvidar el pasado", pero no permitirá que ninguna potencia mundial le imponga limitaciones a su desarrollo, incluido el polémico programa de enriquecimiento de uranio, señaló Ahmadineyad en la ciudad de Kerman.

Según el presidente persa, las políticas de coacción occidentales del pasado no han dado fruto, por lo que instó especialmente a Estados Unidos a cambiar su retórica y su postura respecto a Irán.

Además, Ahmadineyad anunció que Irán presentará a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Reino Unido, China, Francia, Rusia y Estados Unidos) y a Alemania un nuevo paquete de propuestas "sobre las que deberán basarse" las negociaciones, informó la agencia de noticias Mehr. Por su parte, el gobierno estadounidense reaccionó de forma abierta a la propuesta. "Dijimos que estamos dispuestos a un diálogo directo con Irán", afirmó el portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood. Si Irán quiere presentar un nuevo paquete de propuestas, "lo miraremos", dijo.

En tanto, el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, afirmó hoy antes de un encuentro con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, en Washington, que aún no recibió respuesta de Teherán a su invitación a una nueva ronda de conversaciones con los poderes de veto de la ONU en el Consejo de Seguridad y Alemania sobre el programa atómico. Clinton explicó que hablará con Solana sobre el avance iraní.

La semana pasada, la Organización de Energía Atómica iraní anunció que el país había añadido 1.000 centrifugadoras más a su planta de Natanz, en el centro del país. Según la organización, Irán dispone de 1.500 centrifugadoras más de las que reportó hace seis semanas el Organismo Internacional de Energía Atómica, dependiente de Naciones Unidas.