Jitendra Joshi / AFP
Washington, D.C.- El programa nuclear iraní y el apoyo de Teherán a grupos terroristas representa "tal vez el mayor desafío" a la seguridad nacional de Estados Unidos, afirmó ayer la secretaria de Estado, Condoleezza Rice.
Durante una comparecencia en el Congreso, Rice mencionó las "serias consecuencias" que incluirían una tercera ronda de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU para castigar la negativa iraní a renunciar al enriquecimiento de uranio.

"La combinación de terrorismo iraní, represión en su propio territorio y la búsqueda de armas con tecnología nuclear (...) constituyen una mezcla muy peligrosa", dijo Rice, y agregó que el presidente George W. Bush sigue comprometido con la vía diplomática con Irán".