Cannes, Francia.- El cortometraje israelí "Himnon" de Elad Keidan ganó el viernes el premio Cinéfondation del Festival de Cine de Cannes, que los últimos dos años fue para Argentina.
Filmada a color en formato de 36 milímetros, la cinta de 36 minutos, cuyo título en hebreo significa himno, sigue a un hombre que se toma su tiempo para comprar leche una tarde en Jerusalén, cuando comienzan a ocurrir milagros.

"Estoy muy emocionado", dijo en inglés el estudiante de la Escuela de Cine y Televisión Sam Spiegel en Jerusalén, agradeciéndole a la casa de estudios, al director de cinematografía y al reparto.

"Quiero dedicarle este premio a un amigo de la escuela, Issac Levi, que hizo el diseño de sonido y murió en diciembre a causa de un cáncer", añadió conmovido.

En segundo lugar quedó el trabajo de la francesa Claire Burger, "Forbach", y el tercer puesto lo compartieron el coreano Park Jae-Ok y el finlandés Juho Kuosmanen con "Stop" y "Kestomerkitsij't", respectivamente.

El argentino Marco Berger compitió representando a la Universidad de Cine de Buenos Aires con "El reloj", único corto en español en la competencia, que también contó con la participación del brasileño André Lavaquial con "O Som E O Resto".

El año pasado el argentino Gonzalo Tobal se llevó el premio de la sección con "Ahora todos parecen contentos" y en el 2006 su compatriota Gustavo Riet hizo lo propio con "Ge & Zeta".

Berger, el jueves, dijo a la AP que veía remotas sus posibilidades de ganar en principio por cuestión de probabilidades, pues "sería histórico" y "un poco raro" que Argentina se impusiera tres años consecutivos.

Su película de 15 minutos compitió con otras 16 en la sección, dedicada a cortometrajes provenientes de distintas escuelas del mundo.

El premio Cinéfondation es el primero que se entrega en el Festival de Cannes, cuya ceremonia de clausura, en la que se anunciará el ganador de la Palma de Oro a la mejor película, entre otros reconocimientos, está prevista para el domingo.