Hong Kong.- Pese a que la serie de películas cómicas de acción ``Rush Hour'' colocó a Jackie Chan en las ligas mayores de Hollywood, el astro de Hong Kong confiesa que no es un fanático de la exitosa franquicia cinematográfica.
Chan dijo que cuando hizo la primera cinta de la serie en 1998, sólo quiso probar el mercado estadounidense y que no tenía grandes esperanzas.

``Cuando terminamos el rodaje, me sentía muy defraudado porque era una película que no aprecié y no me gustaron las escenas de acción realizadas. Sentía que el estilo de acción estaba muy americanizado y que no entendía el humor estadounidense'', afirmó Chan en su página de bitácora de internet vista el domingo.

El actor agregó que hizo una película de continuación porque le ofrecieron una ``cantidad irresistible'' de dinero y que recientemente efectuó la tercera secuela para satisfacer a los seguidores de la serie.

Chan dijo que para él ``Rush Hour 3'' no fue diferente en nada de las primeras dos cintas de la serie.

``No hubo nada particularmente emocionante que haya hecho especial a esta película para mí... Yo pasé cuatro meses haciendo este filme y todavía no entiendo totalmente el humor'', aseguró, antes de agregar que sus escenas de comedia pueden pasar desapercibidas entre los públicos asiáticos.

Chan hizo sus comentarios pese a que la serie de ``Rush Hour'' ayudó al actor a cruzar culturalmente el océano Pacífico para agradarle al público estadounidense. Las cintas aprovechan varias situaciones humorísticas que nacen de combinar a un chino (Chan) y un policía negro (Chris Tucker).

``Rush Hour'' fue la primera película de Chan en rebasar los 100 millones de dólares en taquilla estadounidense, al haber ganado 141 millones de dólares, según el sitio de internet especializado en ingresos cinematográficos Box Office Mojo.

La secuela ``Rush Hour 2'' recibió 226 millones de dólares y ``Rush Hour 3'' ha ganado 137 millones de dólares hasta ahora.

Chan ha dicho varias veces que en realidad le hastía su trabajo en Hollywood. Durante una entrevista con The Associated Press en el 2005, afirmó que él usa los altos ingresos que generan sus cintas en Estados Unidos para financiar proyectos en idioma chino que realmente le interesan.

También ha mostrado poco entusiasmo por su proyecto más reciente en Hollywood: ``The Forbidden Kingdom'', que representa su primera colaboración en pantalla con otro astro del cine de acción, Jet Li.